Opinión

El discurso del presidente Petro ante la ONU

El discurso del presidente Petro ante la ONU

25 de Sep, 2022

Por: Edgardo Ramírez Polania


El Presidente Gustavo Petro, en su discurso ante la ONU, ha sido criticado por algunos y enaltecido por otros. La razón obedece a que en  la política como en las teorías científicas la comprobación definitiva de los hechos la determinan en la práctica la aceptación social que confirma o refuta una u otra noción o expresión humana.

El discurso del presidente Petro ante la ONU, fue dirigido parcialmente en contra de algunas políticas Estados Unidos, con la finalidad de dejar presente la necesidad de evitar no sólo la proliferación de cultivos de coca para la producción en aumento de narcóticos en nuestro país, sino su demanda y consumo, que desde el Plan Colombia se ha aumentado, con el consiguiente daño de nuestro medio ambiente por el uso de venenos y químicos que están prohibidos en otras naciones.
Petro tuvo que llamar la atención del mundo sobre los problemas generados a la Amazonia y la Orinoquia, que son recursos hídricos y pulmones vegetales de la humanidad, que deben protegerse de los cultivadores de coca que llevan 50 años deforestando para el cultivo y procesamiento de cocaína que tanto daño le ha ocasionado a la sociedad.

Petro de manera directa ante la ONU responsabilizó a los países industrializados.así: “Ustedes son responsables”, “ustedes son culpables” de durar cuatro décadas sin proponer soluciones efectivas que salven a la humanidad del flagelo de las drogas ilícitas, de la falta de ayuda para la educación, alimentos, escasez de agua potable y cambio climático. Tocó el problema del cambio climático diciendo que: “La causa del desastre climático es del capital”.  Aquí pueden haber contradicciones y variadas interpretaciones.

Estados Unidos en una de las ayudas más grandes al gobierno colombiano le suministró 10.000 millones de dólares que que se aplicaron sin la finalidad esperada. Algunos gobiernos como los de Belisario, Pastrana , Uribe, Santos y Duque, se dedicaron al tema de la subversión armada y dejaron en segundo orden el  frontal al narcotráfico como lo hizo Barco, por lo cual las ayudas para combatir el flagelo de la droga no tuvo la finalidad a que aludió Petro en la ONU para que se acabe “la guerra contras drogas”. 

Tal vez, sus fundamentos estriban en que entre el 2010 y 2020 el número de personas que consumen drogas aumentó un 22%, debido en parte al crecimiento de la población mundial, y al consumo de marihuana según el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, UNDOC. Dice específicamente que alrededor de 275 millones de personas consumieron drogas en todo el mundo en el último año (2021) y más de 36 millones de personas sufrieron trastornos por su consumo.

De conformidad con las mas recientes estadísticas del Federal Buró de Prisiones de Estados Unidos, el 38% de los prisioneros en las cárceles de este país son de origen afroamericano, y el 21% son de origen hispano. Los condenados por delitos relacionados con drogas son mas de 400,000 en total, y los arrestos por posesión y demás, en general, pasan de un millón entre negros, blancos, hispanos asiáticos y demás.

En Estados Unidos existen 1,566 prisiones estatales, 102 prisiones federales, 2,850 cárceles locales, 1,510 centros juveniles de detención, 186 centros de detención de inmigrantes indocumentados y 82 prisiones más de pueblos indígenas. Y todas ellas, en total, no alcanzan a albergar actualmente a dos millones de prisioneros por todo tipo de delitos o faltas; y de todas las razas. Ojalá nuestro Canciller Álvaro Leyva Durán ordene a los cónsules cuando sean cambiados, que no parece agilizarse por atender los temas de La Paz, ordene que esos funcionarios visiten en las cárceles a los connacionales, pero no se vislumbra celeridad  que pone en angustia a trepadores y lagartos.
Petro dijo que “la adicción al poder irracional” de ser causa de las guerras y males del mundo, que se originan por la dependencia del petróleo y del carbón. “El mundo tiene que alejarse del petróleo y del carbón”. Eso puede ser cierto pero sin afanes para no continúe el inmenso déficit que aumente el descalabro económico que dejaron los gobiernos de Santos y Duque, que consumieron al país en la ruina económica y moral.

Es de gran importancia su programa de la paz y de la justicia social. Petro dijo: “No hay paz total, sin justicia social, económica y ambiental”. Nada mas cierto que eso. El mismo presidente quien en algunas ocasiones de su vida estuvo al otro lado de la paz, tiene en estos momentos en sus manos el poder “racional”, para emprender los caminos sensatos y prácticos hacia esos tres parámetros fundamentales de justicia que menciona y tiene un Canciller experto en el tema que puede ayudar mucho en sacar al país del atolladero.

Quienes votamos por por el actual gobierno e hicimos campaña, creemos firmemente que educando a la población, actualizando el avalúo catastral de los terratenientes, imponiendo, impuestos a los grandes evasores y justos impuestos a los grandes empresarios y no a los empleados y pensionados tendremos un país más justo y más igualitario apoyará sus propuestas de cambio para una mejor sociedad, de lo contrario, será difícil, si los derechos adquiridos no se respetan. Todos debemos apoyar al gobierno, pero equitativa y razonablemente, de lo contrario seguiremos como como hemos estado no en 100 sino en 200 años de soledad y necesidad.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes