Opinión

¿Preparados? ¡SÍ! ¿Listos? ¡NO!

¿Preparados? ¡SÍ! ¿Listos? ¡NO!

Por Rubén D. Garay T.
Docente Universitario. Esp. Prevención, reducción del riesgo de desastres.


La presteza generación de un evento es inestable e importante ya que restringe el período de alerta. Los volcanes pueden erupcionar súbitamente, pero en general tiene fases de alerta de varias semanas o meses (el Volcán Nevado del Ruiz, dio señales de alarma por más de un año antes de su destructiva erupción en 1985).

La reducción de los desastres incluye medidas diseñadas para evitar (Prevención) o limitar (Mitigación y Preparación) los impactos adversos de las amenazas naturales y de los desastres de origen ambiental y tecnológicos que se relacionan con ellos, siendo esto una responsabilidad social, multisectorial y que se encuentra en constante  crecimiento;  Estos temas  no  solamente son un asunto que concierne a los especialistas en desarrollo, a las Alcaldías, Gobernaciones, Industria y Nación,  sino que va mucho más allá, englobando nuevos campos día tras día, con miras a obtener menos pérdidas de vidas humanas y minimizando el impacto ambiental  y así  lograr un  desarrollo sostenible. 

Esto sólo se puede lograr con éxito a través de acciones concertadas y la participación asertiva de las comunidades expuestas.

El conocer su territorio, las diferentes amenazas a las que se exponen, crear y socializar los mapas de riesgo teniendo en cuenta los resultados de una caracterización de escenarios y recursos  expuestos, creando  y fortaleciendo los planes familiares y comunitarios de riesgo, señalizar, demarcar y mantener  los lugares de transito que lleven a un espacio de menos riesgo o puntos de encuentro, realizar y participar de simulacros que permitan a la familia y el vecindario aprender  sobre los comportamientos frente a una posible materialización del riesgo.

Al igual que a aprender los aspectos prácticos de esta reducción del riesgo mediante acciones concretas sobre lo que se debe y no se debe hacer con el propósito de construir unas comunidades menos vulnerables y si más preparadas y resilientes dado el impacto negativo que deja los desastres originados por eventos naturales.

¿Sabe qué hacer antes, durante y después de una posible erupción del Volcán Cerró Machín?

Pues bien, aquí algunas recomendaciones:

Antes de la erupción volcánica

Fortalecer los planes familiares y comunitarios de gestión del riesgo de desastres al igual se recomienda equiparse con un kit de emergencia: documentos de identidad, silbato, linterna, fósforos (encendedores), pilas o baterías, botiquín de primeros auxilios: medicamentos, alcohol, algodón, tapabocas, guantes, protección para los ojos, entre otros; comida y agua potable, ropa, calzado y radio.

Asimismo, es importante proteger a los animales en refugios, cubrir los depósitos de agua y colocar cinta adhesiva en las ventanas, tener gafas y mascarillas anti polvo para todos los miembros de la familia, y que cada uno de ellos tenga una tarjeta con sus datos y sobre todo mantenerse informado solo de los medios acreditados para dar información ¿si las autoridades ordenan evacuar la zona? Se debe evacuar dejando muy bien cerrado la propiedad y asegurado que nadie de la familia quede atrás, asimismo cerrando los pasos y totalizadores de agua, gas, y energía eléctrica.

Durante la erupción volcánica

Atender a las órdenes de evacuación; cerrar puertas y ventanas para evitar el ingreso de ceniza; apagar estufas, equipos de calefacción y/o aire acondicionado; cerrar los pasos y totalizadores de agua, gas, y energía eléctrica, cubrir boca, nariz y ojos; (procure respirar a través de una tela humedecida de agua o vinagre), en caso de no encontrarse en casa, buscar refugio y aléjese  de las zonas restringidas.

Si estás en casa.

  • Sigue las órdenes de evacuación emitidas por las autoridades.
  • Cierra todas las ventanas, puertas y compuertas para evitar que entre la ceniza volcánica.
  • Guarda en un garaje o depósito tu auto, moto o cualquier artefacto que tenías en la intemperie. Si no tienes espacio, cúbrelos con lonas grandes.
  • Protege tus víveres y guarde agua en contenedores bien tapados.

Si estás fuera de casa

  • Busca refugio dentro de algún espacio.
  • Aléjate de las zonas restringidas.
  • Evita las áreas cercanas al volcán y los valles de los ríos cercanos al volcán. recuerda que las cenizas serán llevadas por el viento y la gravedad. y que tratar de ver de cerca un volcán en erupción es un plan mortal.
  • Recuerda que el volcán expulsara material piroclasto.
  • Busca la forma más segura de informar a tu familia donde estas y el estado de salud.
  • Procura llegara a casa.

Después de la erupción volcánica

Es recomendable permanecer en sitio seguro hasta que las autoridades informen las medidas a seguir; evitar conducir en espacios cubiertos por ceniza; si presenta problemas respiratorios, evite el contacto con las cenizas; acudir al personal capacitado para hacer la remoción de ceniza en los hogares.

  • Envía mensajes de texto o use las redes sociales para comunicarte. Los sistemas telefónicos suelen colapsar tras un desastre. Solo haz llamadas de emergencia.
  • Evita conducir en espacios adonde hayan llegado las cenizas volcánicas. Estas pueden obstruir los motores y atascar los vehículos.
  • Si tienes problemas respiratorios, evita el contacto con las cenizas.
  • No te subas a techos para remover las cenizas, salvo que estés capacitado para ello. Ten cuidado: la ceniza hace que las superficies sean resbaladizas.
  • Recomienda emplear agua embotellada en caso de que el agua potable contenga cenizas.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes