Opinión

Trabajo en equipo. Aprendamos de los gansos

Trabajo en equipo. Aprendamos de los gansos

15 de Sep, 2022

La presente columna es una adaptación e interpretación de un antiguo texto anónimo, cuyas cualidades motivadoras, fortalecedoras y resilientes instan al crecimiento personal y colectivo. En efecto, tales características nos parecen medulares en el anhelo de forjar y concretar - más temprano que tarde – las comunidades humanas solidarias, unitarias y conscientes que el mundo necesita.

Por lo pronto, he añadido ideas, pensamientos y propósitos que vienen no solo a adornar el señalado escrito, sino también a esclarecer y profundizar aspectos emocionales, mentales y anímicos, que consideramos fundamentales de conocer, enriquecer y aplicar consecuentemente en las acciones cotidianas, tanto individuales como genéricas.

Ahora bien, la inteligencia, la armonía y la sabiduría de la naturaleza nos impulsa a percibir y fortalecer la humana en múltiples manifestaciones. Una de ellas es la que podemos constatar en la labor comunitaria llevada a cabo por los gansos voladores.

Efectivamente, invito a leer, comprender y practicar en la existencia diaria, el bello y creativo ejercicio de estas aves, en su vuelo hacia nuevos parajes:

1. - Mediante el movimiento de las alas, cada ganso va generando, lo que podemos denominar “una fuerza de sustentación “, que ayuda y colabora a los gansos que vienen detrás. Por cierto, volando en una formación tipo V, la bandada puede cubrir una distancia 75% más grande de lo que abarcaría cada ganso volando por separado.

LECCIÓN: Cuando la gente comparte un mismo objetivo y sentido de comunidad, puede llegar a su destino, de manera más fácil y rápida, ya que al viajar o caminar unidos, se van ayudando mutuamente. Se produce, por tanto, un sentido de interacción y cooperación entre las personas.

2. - Cuando un ganso sale fuera de la formación, de inmediato siente la presión, la resistencia y el esfuerzo que significa volar solo, por lo que, rápidamente, vuelve a la formación para aprovechar la fuerza de atracción de los gansos que van delante de él.

LECCIÓN: Si asumimos la misma inteligencia del ganso, nos mantendremos en formación con aquellos que van en la misma dirección. Además, estaremos dispuestos a aceptar su ayuda, como también darle la nuestra a los integrantes de nuestra “bandada “. Aquí radica, de modo palmario, la efectividad e importancia del trabajo en equipo.

3. - Cuando el ganso que lidera la formación se agota, cambia de posición, pasando a la parte posterior. Así, otro ganso toma la posición de punta.

LECCIÓN: Es muy importante ir alternándose, para realizar las labores más desgastadoras y compartir el liderazgo; al igual que los gansos, nosotros necesitamos los unos de los otros. La capacidad de liderar y dirigir es algo que nos compete a todos, ya que todos podemos asumir labores de dirección en algún momento determinado.

4. - Los gansos, en la parte posterior de la formación, graznan alentando a los que van en punta, para que mantengan su velocidad.

LECCIÓN: Debemos asegurarnos que “nuestros graznidos sean para alentar y no para desanimar”. Ciertamente, es muy significativo generar y mantener un ambiente de trabajo de calidad, de unidad y retroalimentación continua y constante.

5. - Cuando un ganso se enferma, es herido o bajado de un disparo, dos gansos salen de la formación y lo siguen hasta abajo, para ayudarlo y protegerlo. Se quedan junto a él, hasta que sea capaz de volver a volar o muera. Posteriormente, los gansos colaboradores, se unen a otra formación o alcanzan a la bandada de donde salieron.

LECCIÓN: Es fundamental desarrollar el sentido de cooperación, de entusiasmo, solidaridad y alegría con quienes compartimos una labor similar, ya que, la fuerza interior, la perseverancia, la resiliencia y el sentido de equipo posibilitan ayudarnos en todos los momentos y situaciones, tanto gratos como difíciles.

Para nosotros, la atención y unidad permanente con la Naturaleza y entre nosotros mismos permitirá, sin duda, la verdadera evolución de la humanidad, pues si la destruimos, como acaece hoy, será también la aniquilación del planeta y de todos quienes lo habitamos.

La Unidad representa la expresión simbólica, real y auténtica del Amor. Es tiempo de trabajar solidaria y conscientemente en la construcción de un mundo mejor.

Docencia e investigación de filosofía
Universidad de Chile

Artículos Relacionados

Noticias Recientes