Opinión

El alcalde parrandero de Ibagué

El alcalde parrandero de Ibagué

22 de Oct, 2022

Pareciera que el designio de la capital del Tolima estuviera marcado por la fatalidad en el periodo del actual alcalde Andrés Fabián Hurtado.

En un breve resumen cronológico que hemos encontrado de las publicaciones hechas por este portal (El Cronista.co), tenemos que las principales emergencias que ha tenido la ciudad de Ibagué, han sido atendidas por el gobernador Ricardo Orozco, mientras el alcalde disfruta de paseos o se encuentra de parranda.

Entonces, no es una casualidad que la reciente emergencia que vivió la ciudad por el fuerte aguacero de la noche del miércoles 19 de octubre, mientras Hurtado se encontraba en la Argentina visitando el mural o monumento de Maradona en Buenos Aires, en compañía de su exsecretaria de Salud Johana Aranda, a quien prepara para que lo suceda en la Alcaldía, como si se tratara de una monarquía, el mandatario de los tolimenses de nuevo tuvo que hacerle frente al desastre dejado por el invierno.

No es la primera vez que esto ocurre. En el mes de septiembre de 2021, también sucedió lo mismo pero esta vez en el Cañón del Combeima, cuando se registró una emergencia y Hurtado se encontraba de paseo con su familia en Europa.

Pero también cuando se presentó la crisis por la escandalosa estafa del “Jamming Festival Ibagué 2022”, en la madrugada del 18 de marzo de este año, el que atendió la crisis fue el gobernador Orozco, pues el alcalde se encontraba en Bogotá, pese a que este fue el que promovió, como si fuera un evento oficial, el timador concierto.

Esta es la nota que publicamos, entre tantas, de aquella estafa regional, nacional e internacional: Ibagué tiene más gobernador que alcalde

Y ante la tardía respuesta del municipio para atender las emergencias, el gobierno departamental responde a los acontecimientos:

Pero además, el compromiso se extiende  con ayudas humanitarias a los damnificados:

La situación llega a tal grado, que quienes ungieron a Hurtado como alcalde, hoy se apartan de su administración y lanzan graves denuncias al que califican como alcalde viajero, parrandero, inepto y fiestero, entre otros calificativos. 

La incapacidad e ineptitud del alcalde Hurtado, es tal, que culpa a los ciudadanos de las inundaciones por arrojar basuras a las calles, pero calla las fallas graves del sistema de alcantarillado y que las basuras no son recolectadas oportunamente por empresa encargada cumplir esta tarea. Además, culpa a la oposición del caos en la movilidad de la ciudad, cuando tiene un concejo que en su mayoría absoluta le ayuda a hacer  la maleta de viaje que tiene lista en su despacho para sus recurrentes viajes, y desde que renunció Rubén Darío Correa, casi nadie le hace oposición a su administración.

El alcalde de Ibagué gasta más tiempo en las cirugías plásticas, en los almacenes de alta moda, en sus viajes de goce, mientras la ciudad vive sin agua, se debate en permanentes trancones, llena de basuras en sus calles, los huecos predominan en la malla vial y la inseguridad campea. Y como si lo anterior fuera poco, los subcontratistas de las obras del Parque Deportivo han empezado a protestar porque no les pagan. En fin, Ibagué en el caos y el timonel de fiesta en fiesta, de viaje en viaje.

Y a propósito, de ¿dónde saca tanta plata el alcalde Hurtado para vivir la vida de príncipe Capeto que lleva? El sueldo de alcalde no  alcanza para tanto gasto estrafalario. Sería interesante que por lo menos algún ente de control ayudara a absolver ese interrogante.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes