Historias

“Somos los más interesados en terminar rápido”: concesionaria tercer carril Melgar - Bogotá

“Somos los más interesados en terminar rápido”: concesionaria tercer carril Melgar - Bogotá

El proyecto del tercer carril Girardot - Melgar - Bogotá cuesta más de 5 billones de pesos, con una intervención en 145 kilómetros.

06 de Nov, 2022

Por: Alejandro Hernández 


La vía Ibagué - Bogotá se ha convertido en un ‘viacrucis’ para los conductores. Los tiempos de viaje han aumentado considerablemente debido a las obras del tercer carril Girardot - Melgar - Bogotá, a cargo de la Concesionaria Vía 40 Express.

Uno de los aspectos que más ha generado dificultades en la vía, es la precaria señalización en algunos tramos. Como lo pudo evidenciar El Cronista.co, tras un recorrido. Ante esto, la concesionaria explicó en qué consisten las obras, su importancia y lo que pueden tardar en ejecutarse.

La concesionaria tomó a su cargo la vía desde el año 2016, bajo la figura de una Alianza Público Privada (APP). Prevén invertir 5.28 billones de pesos para mejorar, diseñar y construir el tercer carril y otras obras complementarios del tramo que va desde Girardot, hasta el ingreso de Bogotá, en Soacha.

El director Técnico de Vía 40 Express, Fabián Lacouture, explicó que en total deben intervenir 145 kilómetros, de los cuales unos 69 tendrán tres carriles en cada sentido. Obras que tardarán en ejecutarse hasta el año 2025. Para lo cual disponen hasta de 100 frentes de obra, en este proyecto que busca transformar la infraestructura vial en el centro del país, en un corredor por el que transitan hasta 70.000 vehículos durante un puente festivo.

El Cronista.co: ¿Hay alguna posibilidad que las obras, y por consiguiente las incomodidades en la vía, tarden más allá del 2025?

Fabián Lacouture: Dentro del cronograma que manejamos seguimos con la fecha objetiva de terminar obras en el 2025. Ahora bien, como la vía está dividida en 8 unidades funcionales, algunas serán terminadas antes que otras. Por ejemplo, el tramo desde Girardot al Túnel Sumapaz se espera terminar en 2023. Es decir, vamos a entregar algunos tramos de la vía antes del 2025. En la medida que se vaya terminando se va entregando.

EC: Por lo que más se queja la gente es por el aumento en los tiempos de viaje. ¿Esto lo tenían previsto ustedes o ha sido más de lo que esperaban?

FL: Comprendemos la molestia de nuestros usuarios. Realmente es un tema que se tenía previsto, porque se debe tener en cuenta que este es el corredor vial del país que más tiene vehículos durante los fines de semana. Esto lo hace un corredor con una tasa de vehículos bastante alto, y a esto debemos sumarle las obras. Pero para construir este megaproyecto, no podíamos dejar de funcionar. Para eso tenemos los planes de manejo de tráfico, que se ajustan constantemente.

EC: Los conductores piden que trabajen únicamente de lunes a viernes y en horario nocturno. ¿Ustedes lo están haciendo, es posible?

FL: Tratamos de trabajar lo más rápido posible, teniendo personal los siete días de la semana las 24 horas. Las cantidades de obras que toca movilizar son bastante altas, sobre todo los movimientos de tierra y estabilizaciones de taludes. Entre semana tratamos de trabajar siempre las 24 horas, sobre todo en los sitios donde hay movimientos de tierra. Pero hay tramos donde no podemos trabajar de día, como los cascos urbanos de Girardot, Melgar y Fusagasugá, porque el tráfico es mayor. Los fines de semana trabajamos junto a la Policía para desafectar lo más que podamos el corredor, y se suspenden casi la mitad de los frentes de trabajo, dejando solo los que definitivamente no es posible levantar.

EC: ¿Y la señalización? Encontramos que tiene deficiencias en varios sectores…

FL: Nosotros tenemos una señalización que cambia constantemente, debido a que estamos en todo momento en ejecución de obras. Por eso la señalización cambia casi todos los días, a la par de los planes de manejo de tráfico. Tenemos claro que hay cosas por mejorar, pero para eso tenemos profesionales atentos a estos planes. Hemos reforzado mucho con señales luminosas, avisos sobre los contraflujos, que son provisionales, en constante movimiento. Sin embargo, también estamos atentos las 24 horas en nuestras líneas de atención.

EC: ¿Cuál es la trascendencia del proyecto para la infraestructura vial del país?

FL: No toca esperar hasta 2025 para ver sus efectos positivos. Ya estamos contribuyendo a la reactivación económica, generando una gran cantidad de empleos, directos e indirectos. En cuanto al corredor vial, el impacto será bastante grande, pues vamos a pasar a tener tres carriles en cada sentido. Esto va a permitir tener una mayor capacidad de tráfico, va a mejorar las condiciones de seguridad vial, para perder menos vidas. Desde el 2016 que nosotros tomamos el corredor vial, sin haber terminado las obras, hemos llegado a reducir la accidentalidad en un 30 %. Vamos a tener un corredor de seis carriles, no en los 145 kilómetros del corredor, pero sí en un 70 %, es decir unos 75 kilómetros.

EC: ¿Por qué tantas obras de estabilización?

FL: Lo que buscamos es dar continuidad del servicio. Que derrumbes o deslizamientos no nos afecten el corredor. Por ejemplo, la variante de Melgar, que mantenía más cerrada que abierta. Eso ya no va a pasar. Todas estas obras van a permitir que la continuidad del servicio sea la mayor parte del año. Esto va a impactar directamente la economía, el transporte, el turismo, la infraestructura, el comercio.

EC: ¿Cómo se financia el proyecto?

FL: Al ser una iniciativa privada, no hay ningún tipo de inversión por parte del Estado. Durante la ejecución todo se trabaja mediante los aportes de los socios y lo que se consigue por medio de los bancos. El recaudo solo lo empezamos a obtener mediante los peajes, cuando comencemos a entregar unidades funcionales. Por eso somos los más interesados en terminar lo más pronto posible, para que reciba las obras la Agencia Nacional de Infraestructura y nosotros seguimos operando.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes