Historias

Carlos Pardo Viña: exquisito hacedor de historias y memorias

Carlos Pardo Viña: exquisito hacedor de historias y memorias

21 de Jul, 2022

Por: Juan Sebastián Giraldo


No es difícil encontrarse con Carlos Pardo en la ciudad de Ibagué. Habitualmente se le ve con café en mano sentado en Sonata o bebiendo una cerveza, contiguo al Museo de Arte del Tolima, o enseñando a redactar un párrafo en las aulas de la Universidad del Tolima.

Hace un rato ya, que cumplió los 52 años. El tiempo se hace visible en su barba grisácea y cabello cano. La forma en la que habla es señal clara de un largo camino recorrido; sin embargo, su sonrisa no dista mucho de la de un niño regordete del colegio San Simón que soñaba con ser músico.

A lo largo de su vida ha jugado muchos roles, profesor, escritor, investigador, editor, cantante, periodista, historiador e incluso veterinario. Este último, en algún momento pareció ser su camino de vida, hasta que un día se dio cuenta que “ya no quería meterle la mano al culo de las vacas nunca más en mi existencia”.

  • Sentía que a mi papá le daba vergüenza que estudiara eso. Cuando se reunía con otros escritores decía: “Él estudia veterinaria para capar a mis enemigos”. A los 21 años y en noveno semestre, le expresé lo infeliz que era. Él y mi mamá me apoyaron, así que me fui a estudiar Comunicación Social a la Universidad Externado. 

Carlos Orlando Pardo Rodríguez, su padre, movió influencias para que a él lo recibieran, incluso después de terminado el periodo de matrículas extemporáneas, lo cual no fue posible sin antes ser entrevistado por el decano de la facultad, Miguel Méndez Camacho, quien le preguntó sobre la pintura de Edgar Degas y la importancia de Truman Capote en el periodismo. Las respuestas de Carlos fueron las que motivaron a la universidad a hacer una excepción con él.

Estando en Bogotá afianzó su pasión por lo que más tarde serían sus grandes amores: la comunicación, la cultura, la literatura y la historia. Hizo sus primeros pinos en investigación de la mano de Ricardo Torres, su mejor amigo, con el cual serían coautores de ‘Protagonistas del Tolima siglo XX’, libro de Carlos Orlando Pardo y la editorial Pijao Editores.

Una cuna de libros y tiples

El Carlos Pardo que hoy conocemos, se debe en gran parte a la influencia de su familia. Por el lado materno, creció con grandes pedagogos del Conservatorio, con músicos del Coro del Tolima, y grandes tiplistas que amenizaban las reuniones familiares. Sus mañanas de infancia estuvieron llenas de pasillos viejos y compases de seis octavos.

Los libros llegaron desde la otra costa. La familia Pardo contaba con varios literatos entre sus filas, especialmente con su padre, Carlos Orlando Pardo Rodríguez, uno de los más importantes cuentistas y novelistas colombianos. Carlos Orlando no solamente le regaló su nombre (hecho que provocaría que algunas personas se refieran a su hijo como “Carlos Junior”), sino que también le dio sus primeros libros.

  • Cuando tenía siete años me regaló un libro de cuentos, Perros de presa, de José Ramón Mercado.  Leí ese libro, me fascinó y se lo comenté el fin de semana. Entonces papá comenzó a darme más libros. Me convertí en un lector impenitente. 

En las mañanas se le veía encerrado en su cuarto leyendo cualquier libro, y en las noches encima de una máquina de escribir, valiéndose de una mecanografía empírica e infantil para concatenar sus primeras palabras en una hoja blanca. A sus siete años ya escribía poemas, muy malos, por supuesto, pero le encantaban.

La literatura significó para Carlos una pasión maravillosa, esta le ayudó a construir una relación con su padre que iba mucho más allá de la sangre. Tímidamente fue acercando sus primeros textos a Carlos Orlando, convirtiéndolo así en su primer lector y afianzando un vínculo alrededor de la imaginación y los sueños.

Una cronología alejada de las novelas

La idea de hacer una novela no siempre estuvo presente en la cabeza de Carlos. Durante mucho tiempo se dedicó a otro tipo de labores muy diferentes de las de un novelista. El primer libro que publicó como autor se llamó ‘Itinerario de una hazaña: Historia del Conservatorio de Música del Tolima’, en 1997.  Con aquel libro empezó su pasión por narrar la historia de la ciudad musical, llevándolo a publicar varios títulos sobre la historia de la tierra que lo vio nacer.

Entre 1998 y 1999, trabajó para Señal Colombia. De la mano de su tío, Jorge Eliécer Pardo, crearon ‘Babelia’, un programa televisivo de cerca de 800 documentales sobre artistas, poetas, escultores, y en general acerca del mundo de la cultura.

Al finalizar el contrato con Señal Colombia fue llamado por StarMedia, una multinacional de tecnología, donde después de seis meses, se convirtió en content mánager para América Latina. Mientras fue director de contenido, la multinacional se hizo acreedora de un premio al mejor cubrimiento en español sobre la caída de las Torres Gemelas. Por esa época se asomó la primera idea de novela para Carlos.

En su ajetreo profesional también permeó las esferas del arte. Codirigió en 2005 junto a Darío Ortiz, pintor y fundador del Museo de Arte del Tolima (MAT), la revista ‘Arte para fanáticos’. Posteriormente fue el encargado de redactar el libro del MAT sobre la exposición de Fernando Botero en Ibagué, en 2008.

A mediados de la primera década de los 2000 se radicó en Ibagué. Ignoró las ofertas que tenía en el exterior y decidió sembrarse nuevamente en la tierra donde leyó su primer libro. Fue nombrado director del diario, Tolima 7 días, de la Casa Editorial, El Tiempo; siguió las huellas de los actores culturales del siglo pasado en la región; y comenzó a dictar clases en la Universidad del Tolima.

De la nouvelle a la novela

  • Mi trayectoria como novelista ha sido corta y afortunada. Yo no empecé escribiendo novelas, empecé escribiendo cuentos. Había algo que me detenía y es que sentía que después de que pasaba de la página 3 ya no tenía absolutamente nada más que decir.

Del tecleo de sus dedos, Carlos Pardo ha publicado tres novelas, una ampliamente conocida, ‘Bohemian Rhapsody’; otra que será también muy comentada, ‘Los días del trueno’; y finalmente, una nouvelle de la que no habla mucho, ‘Como si fuera viernes’, pero a la cual le guarda un gran afecto porque le enseñó que quizá podía llegar a la página 5 con algo que decir.

‘Bohemian Rhapsody’, publicada en 2017 por la editorial Sial Pigmalión en España, es uno de los grandes orgullos de Carlos. La novela ganó el Premio internacional de literatura Rubén Darío y ha sido ampliamente estudiada a nivel nacional e internacional. Para su autor, este texto ratificó su condición como novelista.

Los premios solamente sirven para motivarlo a uno a seguir empujando la carreta” dice Carlos, acerca de los reconocimientos a ‘Bohemian Rhapsody’. Una motivación que ha sido muy importante a lo largo de su carrera como escritor, y una de las razones por las que tardó un tiempo en iniciar ‘Los días del trueno’.

  • Creo que ese tiempo ocurrió porque tenía mucho miedo. Quien me alentó a seguir fue el crítico norteamericano, Raymond Williams. Me dijo que había muchos autores que se cagaron porque hicieron una buena novela y no pudieron hacer otra. Me deseó que no me pasara eso. Ese es el motivo por el cual ‘Los días del trueno’ está dedicada a él.

Los días del trueno

Es una novela que transcurre entre España y Colombia. Está enmarcada entre los tumultuosos años de 1989 y 2019, una época que marcó la agonía del siglo XX y el nacimiento del siglo XXI. Un juego donde la ficción y la realidad se confunden porque todos y cada uno de los hechos que se narran son totalmente verídicos, excepto los personajes.

Los días del trueno es un tributo a la memoria, pero también una historia de amor, de odio y de violencia.  Al finalizar el libro el lector se da cuenta que la violencia es cíclica y que los titulares de la prensa siguen siendo los mismos.

  • En este café escribí la primera página. Durante seis meses vine todos los días a las 8:00 am. Con audífonos, investigando y escribiendo, me dediqué a redactar el mundo que había imaginado. Como dice Claudia Moreno: "a la luz de todos, pero bajo la lupa de nadie".

El lanzamiento

Después del lanzamiento de ‘Los días del trueno’ en la Feria del libro de Madrid, y de recibir la condecoración a mejor novela hispamericana en los Premios Escriduende, la novela será lanzada en Colombia este jueves 21 de julio en el Museo de Arte del Tolima a las 7:00 pm.

‘Los días del trueno’ llega a Ibagué con una gran expectativa por parte del público y los seguidores del trabajo de Carlos Pardo. Desde estas latitudes ya hay comentarios que la catalogan como una de las mejores novelas que haya hecho un tolimense, uno de estos proviene de Carlos Orlando Pardo Rodríguez: "No lo digo como papá, porque como papá puedo decir que estoy orgulloso, pero como lector pienso que esta es una de las grandes novelas del departamento" le dijo a su hijo.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes