Política

“Si los sectores alternativos nos dividimos, se repite lo de 2019”: Renzo García

“Si los sectores alternativos nos dividimos, se repite lo de 2019”: Renzo García

Renzo Alexander García Parra, diputado del Tolima por el partido Alianza Verde. Hace un mes confirmó su precandidatura a la Alcaldía de Ibagué para las elecciones del 2023.

20 de Nov, 2022

Por Alejandro Hernández


Renzo García ya se destacó como líder ambiental, como académico y como diputado de oposición en la Asamblea del Tolima. Ahora quiere ser alcalde de Ibagué. Asegura que no se trata de un deseo personal, sino de una petición de los sectores sociales a los cuales representa.

Para muchos, Renzo fue el líder de izquierda o del progresismo tolimense, que más fortalecido salió de las pasadas elecciones legislativas, gracias a la victoria de la hoy congresista Martha Alfonso, a quien acompañó durante toda la campaña.

Renzo García cuenta con una amplia formación académica, especialmente en la Universidad del Tolima, donde estuvo vinculado por varios años. Es biólogo de profesión. Magister en Territorio, Conflicto y Cultura. En esa misma alma mater fue profesor y ocupó cargos como coordinador del área de Proyección Social o secretario Académico de la Facultad de Ciencias.

Sin embargo, ante la opinión pública se dio a conocer como líder social y ambiental, por el rol importante que desempeñó en el proceso que decantó en la Consulta Popular del 2017, la cual sacó a la multinacional AngloGold Ashanti de Cajamarca. De allí, Renzo García pasó a la política representativa, y fue hasta 2019 que logró una curul en la Asamblea de Tolima con casi 12.000 votos.

El respaldo lo obtuvo del movimiento alternativo, ambiental y popular. Ahora, a los sectores políticos afines a esas ideas, Renzo García los convocó para que se unan en una consulta y elijan un candidato único a la Alcaldía de Ibagué en el 2023. Incluye a personajes de la política local como el diputado Marco Emilio Hincapié; a los liberales Camilo Delgado y César Picón; al concejal William Rosas, el exconcejal Rubén Darío Correa, y otros más.

En entrevista con El Cronista.co, Renzo García se refirió a esa consulta, que ha encontrado aceptación en los primeros acercamientos. A su vez, también dejó claro quiénes no pueden participar, por temor a una infiltración de la derecha u otros sectores políticos.

El Cronista.co: ¿Por qué quiere ser alcalde de Ibagué, fue por un episodio particular o lo venía pensando de tiempo atrás?.

Renzo García: Más que un interés personal, es una propuesta colectiva. Hay varios procesos asociativos de sindicatos, estudiantes de la Universidad del Tolima, de ambientalistas, que resaltaron nuestro papel en la Asamblea y la coherencia que hemos manejado en la política, y me dijeron que me lanzara a la Alcaldía. Yo les contesté que asumía el reto, pero si ellos también se comprometían a trabajar juntos para sacar adelante la ciudad, en un proceso en el que la protagonista debía ser la ciudadanía.

EC: ¿Y qué respuesta le dieron?

RG: Que sí. Estuvieron de acuerdo, porque antes apoyaron proyectos de política partidista, de simple política electoral, pero nunca un proyecto conjunto, colectivo, cívico.

EC: ¿También influyó en su decisión el hecho que su estructura política lograra una curul para Martha Alfonso, por encima de otros sectores del Pacto Histórico?

RG: Teníamos claro que si queríamos llegar a la Alcaldía de Ibagué, no podíamos hacerlo sin antes tener una conexión en lo nacional. Necesitábamos tener un congresista, y eso fue lo que permitió que en la campaña de Martha Alfonso se juntaran múltiples fuerzas que hoy en día están respaldando mi candidatura. Con el triunfo de Martha Alfonso la ciudadanía se dio cuenta que sí podíamos tener resultados colectivos, pero no fue una victoria personal.

 “Es hora del primer gobierno ciudadano, abierto al cambio y que ofrezca resultados”.

EC: ¿Por qué Ibagué necesita un gobierno de izquierda o progresista?

RG: Hoy no se trata de hablar de izquierda o de derecha. Hoy en día pensamos es en un proyecto político de integración social que se afiance especialmente en dos cosas: garantizar el cumplimiento de los derechos humanos y la dignidad que merecemos, incluso pensando en la naturaleza.

EC: ¿Considera que el grueso de los ibaguereños ya alcanzaron la mayoría de edad para dar ese salto?

RG: Claro que sí. La invitación es a tener el primer gobierno ciudadano, abierto al cambio y que ofrezca resultados. Tiene que ser un gobierno en el que la protagonista sea la gente, que retome los métodos que permitan combatir la corrupción y ofrezca resultados para tener una ciudad con oportunidades. Lo público no puede seguir siendo lo más mediocre y lento.

EC: Hablando de mediocre y lento ¿Cómo le ha parecido el gobierno del alcalde Andrés Hurtado?

RG: Nos ha engañado todo el tiempo. Nos ha prometido lo que nunca ha podido cumplir, y no se debe jugar con los sueños y esperanzas de nadie. Basta con mirar la problemática del agua, que convierte en una pesadilla el sueño de la gente de tener una vivienda propia. Eso debe la Alcaldía entrar a resolverlo de fondo. Hay que garantizar la dignidad de la gente, y Andrés Hurtado no ha podido. Se ha dedicado a gobernar con el espejo retrovisor, sin resolver de verdad las problemáticas de empleo, seguridad, movilidad y prestación óptima de servicios públicos.

EC: ¿Entonces por qué no participó más activamente en la revocatoria del alcalde Hurtado?

RG: Estuvimos en un principio, pero algunas personas que conducían el proceso querían que fuera más de índole social y comunitario, y no de actores políticos. Eso nos llevó a que tuviéramos un papel muy tímido; y eso hay que reconocerlo, debimos haber actuado de otra manera, pero quisimos respetar la decisión de quienes dirigían.

“Andrés Hurtado nos ha engañado todo el tiempo”

EC: ¿Qué es lo que le propone usted a los sectores alternativos, independientes y progresistas para lograr unirse en las elecciones del 2023?

RG: Que aprendamos a juntarnos. Hay que ser capaces de generar unidad en medio de la diferencia. Esa ‘juntanza’ debe darse, no desde apuestas personales, sino desde visiones programáticas de bienestar generalizado. El asunto no es fácil, pero debemos ser capaces de construir propósitos comunes. Por eso, propongo una consulta entre varios partidos, que nos permita elegir mediante ese mecanismo constitucional y democrático, el candidato o la candidata más fuerte para disputarle la Alcaldía de Ibagué al ‘barretismo’.

EC: ¿En esa consulta caben Marco Emilio Hincapié, Camilo Delgado, César Picón, Rubén Darío Correa? 

RG: Con ellos tenemos que juntarnos, por supuesto, y dejar a un lado los sectores con los cuales no tenemos afinidades en términos políticos e ideológicos.

EC: ¿Como quiénes?

RG: Como José Barreto o la concejal Linda Esperanza Perdomo, quienes también quieren aspirar a la Alcaldía.

EC: Pero la concejal Linda Perdomo es de su mismo partido, la Alianza Verde…

RG: Es concejal de la Alianza Verde, pero todo Ibagué sabe que ella no estuvo con la Alianza Verde en las elecciones del Congreso, y uno en un partido político tiene que ser coherente. Si Linda Esperanza quiere lanzarse a la Alcaldía debería hacerlo con el partido Conservador, que es al partido al que ella hoy le trabaja y respalda en términos políticos y electorales.

EC: El Pacto Histórico ha sido muy crítico de la política tradicional, pero en el Tolima ha recibido a personas como Emilio Martínez Rosales y Mauricio Jaramillo. ¿No es esto una contradicción?

RG: Fue parte de la discusión que tuvimos al momento de confeccionar la lista de la Cámara de Representantes. Muchos sectores no querían recibir al grupo de Emilio Martínez, pero la cuestión es que debemos aprender a ganar nuestras posturas en democracia. Si no somos capaces de salir a confrontarlos y ganarles en la política electoral, en definitiva, todos vamos a perder.

“Si Linda Esperanza quiere lanzarse a la Alcaldía debería hacerlo con el partido Conservador”.

EC: ¿Cómo lograr que esa ciudadanía entienda una situación de esa índole?

Cuando uno ve cómo Gustavo Petro llegó a la Presidencia, se da cuenta que ganó con apoyos que mucha gente cuestionó desde el comienzo. Debemos demostrar una vez más que se puede unir la franja del centroizquierda y aprender a resolver las diferencias en medio de consultas o procesos democráticos.

EC: ¿Qué opina del posible apoyo del Partido Liberal a la candidata del alcalde Hurtado?

RG: Yo soy cercano al diputado liberal Carlos Reyes, le pregunté si eso es cierto, y él me dijo a título personal que no es cierto. Su postura personal es no estar con la candidata Johana Aranda, aunque todavía no sabe si es la del Partido Liberal. Lo cierto es que algunos medios de comunicación están sembrando informaciones con la lógica de posicionar a ciertos actores políticos. Lo importante es no dejarnos dividir. Hay que seguir afianzando la unión del Pacto Histórico, la Alianza Verde y el Partido Liberal.

EC: ¿Teme que los egos o intereses políticos frustren esa posible consulta, como pasó en el 2019?

RG: Confío en que no sea así. Por eso nos debemos unir, de lo contrario va a ocurrir lo mismo que en el 2019, cuando el ´barretismo´ nos ganó porque el candidato de Guillermo Alfonso Jaramillo, Hugo Ernesto Zárrate y Camilo Delgado terminaron divididos, cuando juntos podían haber ganado por una diferencia de 13.000 votos. En ese momento nos faltó tiempo para llegar a un mejor consenso.

EC: ¿De no lograrse esa unión, que pasaría con su candidatura?

RG: Estamos en el mejor momento histórico para que los sectores alternativos puedan ganar la Alcaldía de Ibagué. Por primera vez tenemos en Colombia un gobierno popular y progresista. Es momento que en los territorios ocurra ese mismo cambio, pero los candidatos deben estar en sintonía. Así que, si no somos capaces de juntarnos, tampoco puedo generar una luz de esperanza y al final retirarme. Por respeto a la ciudadanía que nos acompañe, iría hasta el final, es decir hasta el 29 de octubre del 2023.

“Debemos unirnos, de lo contrario ocurrirá lo mismo que en el 2019, cuando el ´barretismo´ nos ganó porque el candidato de Guillermo Alfonso Jaramillo, Hugo Ernesto Zárrate y Camilo Delgado terminaron divididos”

EC: Todo indica que el próximo alcalde va a heredar una ciudad con unas finanzas raquíticas. ¿Ha mirado ese estado financiero para saber qué puede proponer, y que no ocurra lo mismo que con el actual alcalde?

RG: Llevamos reunidos tres meses con varios profesores y amigos en lo que llamamos ‘Taller de Ibagué’, un espacio de pensamiento donde se está estudiando lo que ocurre en la ciudad, con base en los distintos instrumentos y diagnósticos que se han hecho. Debemos pensarnos un Plan de Desarrollo a partir de esos diagnósticos que ya tiene el municipio, y que costaron mucha plata. Además, será importante la visión de las comunidades. Saldremos de los escritorios a los territorios, para construir la ciudad que queremos y merecemos. Es momento de gobiernos que no piensen en las próximas elecciones, sino en las próximas generaciones.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes