Opinión

Acertada decisión de Bolívar de asumir la oposición en el Concejo de Ibagué

Acertada decisión de Bolívar de asumir la oposición en el Concejo de Ibagué

Jorge Bolívar, liderará la oposición al gobierno de la alcaldesa Johana Aranda 

No solo existen dudas de los hechos anómalos que se presentaron el domingo pasado 29 de octubre, en la elección de la señora Johana Aranda como alcaldesa de la ciudad de Ibagué, sino que a ello se suma la injerencia innegable del actual mandatario local, Andrés Hurtado, en el próximo mandato.

De ahí la importancia del anuncio que hizo Jorge Bolívar, de asumir su curul en el Concejo Municipal, que le otorga el Estatuto de la Oposición, para que, desde allí, en conjunto con su bancada y posiblemente con los demás concejales que se sumen a la oposición, puedan realizar un verdadero control político al gobierno de Aranda, del que careció su tutor Hurtado, al cooptar a esa corporación con la mermelada que en forma abundante repartió a los integrantes, precisamente para que le taparán su corruptela en la contratación pública, y para que eligieran unos funcionarios en la Personería y Contraloría Municipal de bolsillo, para evitar cualquier incomodidad.

Como se sabe, la alcaldesa electa, fue puesta en ese cargo no solo para tapar las fallas y la corruptela de su mentor, sino para continuar en cuerpo ajeno, la cuestionable forma de contratar y de gobernar de Hurtado. No debemos esperar más de la nueva administración que se inicia el próximo primero de enero de 2024.

No en vano, Hurtado puso toda la maquinaria de su administración al servicio de su candidata, sino que interfiriendo el normal desarrollo de la jornada electoral del domingo, se denunciaron varios hechos de constreñimiento al elector a favor de Aranda; y por lo menos dos campañas investigan si el día de las elecciones se presentó el famoso carrusel, que según el diccionario electoral corresponde a muchas de las denuncias que se hicieron como tarjetones previamente marcados y depositados en las urnas con el nombre de la elegida, previo pago al elector para marcar el tarjetón; el  «Embarazo de urnas», es decir, introducción de fajos de tarjetones previamente marcados en las urnas para inflar la votación de una candidatura, partido u opción electoral”, tal como lo denuncio el general Murillo al comienzo de la jornada.


“El problema no es de tiernos saludos, sino de saber realmente cómo se ganaron las elecciones”.


Igualmente, se pide investigar la “utilización de recursos ilícitos para aumentar el gasto de campaña y obtener ventaja ilegal en la publicidad”.  Los ríos de dinero que denunciaron los candidatos Jorge Bolívar, Marco Hincapié, José Soto y Renzo García, entre otros, de la campaña de la candidata Aranda, cosa que no se ha aclarado hasta el momento.

Otro de los aspectos fue la intervención directa del gobierno municipal de Hurtado, ofreciendo “obras de gobierno”, como pavimentaciones, especialmente en varios barrios de la ciudad días antes de las elecciones.

También fue palpable la concentración de medios de información y ‘periodistas’, a favor de la candidata de la Alcaldía, con información sesgada en detrimento de los demás candidatos.

Estos y otros hechos constituyen fraude, que debe ser investigado por la ley, y de allí, que el candidato Bolívar aún no haya reconocido el triunfo de Aranda, hasta tanto no se aclaren este cúmulo de denuncias.

Esto no quiere decir que exista polarización. El esperar que se aclaren las cosas en el escrutinio, es el legítimo derecho que le asiste a cualquier campaña o candidato de saber verdaderamente en qué forma fue elegido el ganador.

Tampoco un saludo protocolario, que se haya presentado en dos candidatos de Bogotá, puede significar que se debe repetir en todo el país, o de lo contrario “se está polarizando”. Este argumento es muy peregrino y le falta mucho contenido para entender la realidad política que se presentó en la jornada electoral. El problema no es de tiernos saludos, sino de saber realmente cómo se ganaron las elecciones.

Por eso, consideramos que a Jorge Bolívar le asiste toda la razón en fijar una posición clara frente a la forma de la elección de la señora Johana Aranda, como de asumir su curul en el concejo municipal. Y es precisamente en este escenario, donde tendrá vigencia política y su trabajo será fundamental para la vigilancia que necesita la continuadora de las ‘obras que vibran’.

El Concejo es la corporación indicada para impedir el tape y tape, y para impedir que siga sucediendo todo lo sucio que ha pasado en la administración de Hurtado sin que tenga el mínimo control. Hurtado seguirá gobernando y necesita su tatequiento.

Acertada la decisión de Jorge Bolívar, que con más de 70 mil votos, tiene la autoridad suficiente para ejercer como jefe de la oposición a la administración Hurtado-Aranda.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes