Opinión

Revivimos nuestra historia

Revivimos nuestra historia

Por Óscar Perdomo Gamboa


Resumamos una noticia: un fiscal guatemalteco, señalado de corrupción por USA, acusa al ministro de defensa colombiano, Iván Velásquez, quien combatió la corrupción en ese país y el paramilitarismo en Colombia. No ahondaré más porque hay un amplio cubrimiento al respecto.

Lo que quiero señalar es que la absurda acusación, repicada por los mismos que tenían embajadores narcotraficantes, hermanos narcotraficantes, socios narcotraficantes y hasta comediantes narcotraficantes, me recordó un hecho de hace cuarenta años.

Cuando el intachable ministro de justicia de Belisario Betancur, Rodrigo Lara Bonilla, acusó al entonces representante a la cámara por Antioquia, Pablo Escobar, de narcotraficante, Escobar respondió con un arsenal de montajes y calumnias para enlodarlo por, supuestamente, haber recibido dineros de carteles peruanos.

La historia ya la conocemos, Escobar falló en su intento de desacreditar a Bonilla, debió renunciar a su curul y pasar a la clandestinidad. Y, como falló en anular al ministro, resolvió asesinarlo en el primero de una larga lista de magnicidios de la guerra del Cartel de Medellín contra el país.

Sobra señalar el paralelo. Cuarenta años después, otro ministro intachable es perseguido por un cartel de narcotraficantes, despojadores de tierra y corruptos declarados. Y también hoy están en un partido político dirigido por un determinador de delitos.

Esperemos que Colombia haya aprendido un poco de su historia y proteja no sólo al ministro Velásquez, sino al presidente Petro, a la vicepresidente Márquez y a todos los que están trabajando por un cambio en contra de los intereses de la gran mafia de la parapolítica y la corrupción que no se resignan a haber perdido el poder y sus privilegios de reyezuelos.

Adenda. El fiscal Barbosa dijo que no era subalterno del presidente Petro. Claro que no, todos sabemos que es un subalterno del expresidente Uribe.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes