Opinión

Monumento a la corrupción

Monumento a la corrupción

28 de Jul, 2022

Por Helmut Levy


'La bandera del gobierno son los escenarios deportivos': Alcalde de Ibagué". Así tituló el diario El Tiempo en su edición del pasado 21 de julio, el publirreportaje del alcalde vibrador y paseador.

Tres administraciones mediocres, corruptas e incompetentes en el tema de nuestro escenario deportivo, cuna de miles de deportistas que forjaron sus vidas en los deportes acuáticos de la calle 42 con carrera Quinta.

Recorremos el octavo año bajo la sombra de la destrucción, la apatía e indiferencia. Las Olímpicas en un estado deplorable, las obras no han sido adjudicadas, los estudios y diseños presentan errores y el presupuesto de obra se encuentra abultado.

Las adiciones a obras no previstas es el caballito de batalla de una ciudad que vibra sin Olímpicas. La crisis de los escenarios deportivos en Ibagué: adiciones presupuestales no previstas.

Alcalducho, cómo se atreve a decir que los escenarios deportivos son la bandera de su administración. La bandera de su administración es el derroche, los viajes por el mundo, la desidia, las mentiras, las fantochadas, los shows y su debilidad de ser maestro de ceremonia en reality de televisión.

En campaña (bla, bla, bla...) y ahora lo vemos en plena acción en su nefasta administración.  Hace pocos días un puñado de amigos me enviaron un mensaje con el deseo de poner una placa en las Olímpicas que diga “ Monumento a la Corrupción”. Me parece interesante la propuesta ya que “no sería levantar ningún falso positivo”, y resulta cierto.

Y para cerrar la jornada de Independencia Nacional, el 22 de julio la revista Semana levanta la siguiente nota periodística: Celebración del cumpleaños de su hijo en el estadio y piques ilegales en la pista del aeropuerto: enredos del alcalde de Ibagué. Avanzan los procesos penales y disciplinarios que tienen en la mira al mandatario de la capital tolimense.

El alcalducho tiene razón: Ibagué vibra ante un politiquero que la tiene patas arriba. Hace rato el director del IMDRI no sale a dar palmas para manifestar y aprobar las "grandes acciones" del jefe. Aplauden a “ídolos” de papel.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes