Opinión

El desaprovechamiento de residuos sólidos en Colombia

El desaprovechamiento de residuos sólidos en Colombia

Por Jonathan J. Ortiz T.  - Geólogo


Existe una perfecta correlación entre el PIB, la renta per cápita y los residuos sólidos urbanos (RSU). Los países con mayor renta per cápita presentan composicionalmente diferencias sustanciales en cuanto a los RSU de países con menor renta per cápita. Estos últimos tienen una mayor fracción fermentable.

Aunque todos comemos lo mismo, la diferencia fundamentalmente radica en que aquellos países con mayor PIB o denominados países industrializados requieren mayores materias primas para sus actividades económicas; estas últimas son en su mayoría materias primas no fermentables o inertes; por el contrario, los países no industrializados no requieren en igual medida dichas materias primas; de tal manera, que la relación porcentual entre países con mayor renta per cápita se enmarca por un aumento de RSU no fermentable.

En países como Colombia se analiza el comportamiento que presentan personas como unidad social frente a la generación de residuos sólidos involucrando los procesos de producción y consumo necesarios dentro de la dinámica socioeconómica.

La generación de residuos sólidos por hogar, es un indicador relacionado con los patrones de los procesos de producción, consumo y la población del país. Es decir, es una razón entre la evolución del balance de residuos, visto desde la perspectiva de la oferta frente a la evolución demográfica de todo el territorio nacional. Sin embargo, aunque la fracción fermentable y útil es mucho mayor en países con menor renta per cápita, el aprovechamiento de los mismos es reducido y la mayor parte de ellos va al vertedero relleno sanitario.

En la ciudad de Ibagué se encuentra el relleno sanitario de la Miel, una expresión latente del desaprovechamiento de RSU y del mal manejo de los mismos. Bajo la retórica anacrónica de acopiar y conformar montañas de basura se trabaja.

No existe aprovechamiento alguno, no se fomenta la reutilización, el reciclaje, el reusó; pero lo más complejo aún, es que a pesar de esta mala práctica, la ciudad es un basurero. Es decir, no se aprovechan los residuos y se presta un mal servicio.

En una ciudad con tan altos índices de desempleo, continuar con el modelo de economía lineal que para el caso tipo en mención causa impactos ambientales, de salud pública, incluso del buen vivir, se hace necesario una economía circular que indiscutiblemente fomenta la empleabilidad.

 

 

Artículos Relacionados

Noticias Recientes