Opinión

A propósito del volcán cerro Machín

A propósito del volcán cerro Machín

Por: José Darío Prieto Sierra 


A propósito de los eventos de alerta producidos por las manifestaciones sísmicas en el área del cerro “Machin” también llamado “Alto de Machín y El Hoyo”, debo recordar que según información del Servicio Geológico Colombiano-SGC, es un volcán “activo pero en reposo” que se encuentra a sólo 7 kms de la población de Cajamarca,  a 17 kms de la ciudad de Ibagué, 30 de Armenia y que según dichos especialistas es un volcán de los  más peligrosos del país, porque según sus datos han ocurrido -al menos- 6 erupciones altamente explosivas durante los últimos 10.000 años desde la época del holoceno. 

De las erupciones que están documentadas, se detalla que ha generado gran cantidad de depósitos piroclásticos acumulados muy cerca del volcán, exactamente en la cuenca del río Coello, generando los abanicos del Guamo y El Espinal. Se detalla que el poderío del volcán ha cambiado el curso de los ríos como el Coello y el Magdalena (Cortés). Las huellas de las avalanchas se evidencian en zonas de Carmen de Bulira, Payandé, Valle de San Juan, San Luis, Saldaña, Guamo, Suárez, Espinal, Gualanday, Chicoral, Coello, Flandes y en Cundinamarca; Girardot y Nariño.

Con este antecedente recuerdo que mediante convenio interadministrativo No. 088 de 2008, celebrado entre Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial-MAVDT, hoy Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio-MVCT, Cortolima y la Universidad Nacional, se realizó el “Estudio y Análisis de Vulnerabilidad y Riesgo en un sector del Área de Influencia del Volcán Machín”, además de establecer el mapa de riesgo, reflejaron unas recomendaciones muy precisas y concretas que la Gobernación del Tolima y los respectivos municipios, en especial el de Cajamarca e Ibagué, debieron adoptar -en su momento y aún ahora- con la responsabilidad que amerita la situación. Recomendaciones en el sentido de redefinir los procesos de ordenamiento territorial tomando la evaluación del riesgo como determinante de cada instrumento de planeación.  Para las áreas que se encuentran en riesgo “medio a alto” debieron construir nuevas locaciones e infraestructuras como es el caso de los centros poblados de Cajamarca, Anaime, Toche, Tapias, Coello-Cocora y todas las viviendas y poblaciones rurales ubicadas en la zona de riesgo. Actualizar en forma permanente los planes de emergencias, vulnerabilidad y riesgo de los entes municipales del área de influencia. 

También se insistió en la necesidad urgente de iniciar inmediatamente “el proceso de trazado, diseño y construcción de una nueva ruta alternativa para la vía panamericana” y que paradójicamente en la actualidad se está culminando el megaproyecto denominado “Cruce de la Cordillera Central” con más de 25 túneles y 31 puentes entre otras obras. 

Al parecer de todas las recomendaciones que el estudio arrojó desde esa época, la única sugerencia que se ha cumplido, es el de la reciente declaratoria de Reserva Forestal Protectora Regional del Cerro “Machín” por parte de la Autoridad Ambiental Regional, pues todavía se echa de menos la adecuación de la vía de evacuación de emergencia de Toche, Anaime-Ibagué, las actualizaciones de los esquemas de ordenamiento territorial de los municipios y el modelo alternativo de provisión de agua potable para Ibagué en caso de emergencia y daño de la bocatoma del acueducto “Combeima”. 

Por ello, solo esperamos que las autoridades (Gobernación, Alcaldías y Concejos Municipales) se ocupen de planear y ejecutar a tiempo lo que sea pertinente para mitigar los riesgos que se generarían en caso de la activación del “León dormido” que todos conocemos como volcán “Cerro Machín” y no subestimar la serie de estudios y recomendaciones que las entidades y científicos han emitido en tan estudiado tema.   

•    Ingeniero ambiental 

Artículos Relacionados

Noticias Recientes