Actualidad

¿Cuándo comienza el empalme en Indeportes Tolima?

¿Cuándo comienza el empalme en Indeportes Tolima?

Por Helmut Levy OlyPeriodismo independiente - Periodismo global – Periodismo Inclusivo


Luego de la falta de liderazgo de la actual gerente en los Juegos Deportivos Nacionales, donde no existió una preparación óptima de parte de la dirección de INDEPORTES en el tema de charlas motivacionales dirigidas a toda  la selección Tolima en general y los pocos resultados globales en marcas y registros en comparativos con los deportes del ciclo olímpico, donde a escasos 8 meses de los Juegos Olímpicos París 2024, la cuota tolimense no se ve a la distancia y por el hecho de dejar “tirada” a una deportista en Miami en su vuelo de regreso a Atlanta ante el atropello del operador de Indeportes que a pesar de mi reclamo a la gerente para realizar la conexión el mismo día 26 de noviembre, nunca solucionó la situación al punto que me tocó comprar la ruta Miami-Atlanta, en el vuelo de la noche del 26, ruta que envíe a Indeportes solicitando el cambio, pero nunca lo realizaron.

Tanto el operador como Indeportes, “planearon” que mi hija Shirel Levy de 15 años y 11 meses en solitario pasara la noche del del 26 de noviembre en una silla del aeropuerto de Miami para luego tomar conexión a las 09:30 del 27 de noviembre en la ruta Miami-Atlanta. Por estos motivos, esperamos su renuncia ya que ese no es el trato a una menor edad, como no es el trato a cualquier atleta. Al mismo tiempo el cartel de los operadores debe ser suplantado por auxilios directos a las ligas, para evitarnos estas injustas situaciones.

En el eje cafetero falto LIDERAZGO:

Qué falta de liderazgo no haber saludado de la mano a cada uno los deportistas tolimenses durante las justas deportivas.

Nuestros atletas tuvieron toda la logística: Buenas condiciones, buen apoyo, todo el equipo interdisciplinario realizando su tarea, pero la capitana del buque no tuvo contacto ni voces motivacionales para una gran mayoría de atletas tolimenses durante los eventos.

Es que el deportista cree firmemente (en su gran mayoría) en los psicólogos deportivos y con ellos realizan grandes dosis de terapias valiosas en el mundo de la competición, pero la voz de mando y la voz de liderazgo del “Capitán o la Capitana del barco” es incalculablemente poderoso o poderosa en la arena deportiva. Y esa voz nunca llegó a la gran mayoría de los atletas tolimenses en los Juegos Deportivos Nacionales. Si, le falto hacer contacto con los deportistas a la hora de la competencia. Sí, tenía que ser más proactiva en el tema.

Deportes con figuración

En el eje cafetero solamente dos deportes del ciclo olímpico tuvieron una figuración destacada: Boxeo y Pesas.

En cuanto a la natación cada cuatro años es la misma historia: Hablan de procesos cuando en el Tolima son pocas, extremadamente pocas las ligas que realmente tienen procesos formativos.

Nuestra natación no sale del atolladero y siguen con el mismo “sonsonete”: Gracias a “INDEPORTES por apoyar el proceso” dicen los mismos con las mismas.

Están indignados los mismos con las mismas por este análisis técnico, puntual y necesario en el deporte de la tierra y a ellos, a la Gerente  y a los expertos en Indeportes que pregonan el tema del “proceso” les pregunto:

¿Cuál o cuáles procesos?

Llevamos 43 años y seis meses sin tener un nadador o una nadadora en los Juegos Olímpicos.

Llevamos 44 años sin tener un nadador en unos Juegos Panamericanos.

Llevamos décadas sin tener un equipo competitivo internacionalmente hablando como lo tuvimos en la década de los 70’s y 80’.

Llevamos largos años sin representación internacional y el último torneo de envergadura de una nadadora tolimense fue en el 2019.  Esa misma nadadora se fue para el Valle del Cauca, la misma nadadora que “soñaban” llevarla a los olímpicos, la saturaron de carga de trabajo en el camino.

Llevamos largos años sin tener representatividad en la natación universitaria de los Estados Unidos en la división 1.

Ante estos y otros interrogantes nos volvemos a preguntar:

¿Cuál proceso? Felicitamos el esfuerzo de la nadadora Juliana Valentina López Morales en su actuación en los 1.500 metros estilo libre y destacamos su disciplina, sacrificios, perseverancia y desempeño en el evento, pero debemos hacer un análisis real del contenido de la medalla de plata de la natación TOLIMENSE.

La nadadora López Morales está a un minuto, ocho segundos y 44 milésimas (1:08.44), de la Marca Nacional Colombiana.

A grandes procesos grandes resultados.

Aquí no hay ningún proceso, aquí hay años de entrenamiento que hoy dan resultados solamente a nivel nacional ya que aún está lejos de un ranking internacional. 

Comparto el sufrimiento y la desaceleración de la natación debido al tsunami que nos golpeó en marzo del 2015 donde la clase política y sus “socios” nos arrebataron lo poco que teníamos.

Pero esa no es una excusa para no producir rendimiento deportivo. Conozco de muchos programas natatorios en varios países del mundo donde entrenan en piscina de 25 metros y producen grandes resultados.

Sé que la problemática del deporte tolimense se remonta a fechas fatídicas como la administración departamental de Francisco Peñaloza que paso por la gobernación sin pena ni gloria y entregó al deporte tolimense 23 millones de pesos o la administración de Ramiro Lozano Neira quien entregó cero ($0) pesos al deporte tolimense en su nefasto mandato ante la indiferencia de políticos, dirigentes, periodistas, etc. Donde también se suma el nulo trabajo por décadas entre la Alcaldía y Gobernación para ayudarnos a salir de este atolladero que a propósito allí está la fortaleza del Valle del Cauca. Llevan largos años uniendo esfuerzos para lograr un porcentaje alto de atletas vallecaucanos en la selección olímpica colombiana al punto de convertirse en una región imparable en el tema deportivo a nivel nacional.

También soy consciente que la clase política le ha hecho un profundo mal al deporte de la tierra. Nos quitaron el estadio…nos quitaron los dineros que debían llegar al deporte aficionado ya que por décadas los alcaldes con el visto bueno del concejo practicaron la exoneración de impuestos en el fútbol profesional.

¿A quién engañan ante tanto populismo de “victoria”?

A una ciudad que perdió el interés en estos temas del deporte aficionado y un gremio periodístico que poco o nada investiga sobre las marcas y posicionamiento de nuestros deportistas en la esfera internacional y comen callados porque no pueden “patear” la lonchera.

Otro medio digital tituló: “Tolima logró un registro histórico en los XXII Juegos Deportivos Nacionales”.

Histórico que se comieron 90 mil millones de pesos en el cuatrienio liderado por la “maquinaria” de Oscar Barreto y otros 10 mil millones en implementación y trajes deportivos entregados a dedo al operador Sheffy, que a propósito nos preguntamos:

¿Por qué a los deportistas del Tolima les exigen portar prendas alusivas en alto relieve de la empresa Sheffy?

¿Por qué nuestros deportistas son atletas “útiles” de INDEPORTES y de todo ese dinero que se mueve y que circula en un mar de sospechas?

¿Por qué siempre Sheffy cuando tenemos otras empresas valiosas en el Tolima, por ejemplo Aerosport de reconocimiento internacional?

Reúno el sentimiento de miles de tolimenses que exigimos mejores resultados, sobre todo aquellos que por años mensualmente son apoyados económicamente y llegó el momento de apoyar económicamente a los talentos del deporte TOLIMENSE en aquellos deportes donde hay organización tanto en la provincia como en la capital.

575 personas, entre deportistas, entrenadores, delegados y personal de apoyo fue el equipo total que nos representó en los Juegos Deportivos Nacionales, EJE CAFETERO 2023. Mucha gente para un desinflado y deshonroso undécimo lugar en la general.

Nosotros, los tolimenses tenemos talento para más y mejor.

Esperamos que la maquinaria barretista coloque otro comodín con liderazgo y al menos que sepa jugar ajedrez.

 

Artículos Relacionados

Noticias Recientes