Columnistas

Mirando el futuro

Mirando el futuro

La doctora Rosario Córdoba, presidenta del Consejo Privado de Competitividad, organización que realiza los estudios de Índice de Competitividad en sus diferentes áreas, en Colombia, junto a la Universidad del Rosario, recientemente publicó resultados para las ciudades capitales de nuestra nación. 

Datos necesarios tener como referentes para quienes gobiernan, porque identifican fortalezas y debilidades en diferentes sectores, herramienta fundamental para ajustar sus planes de desarrollo, así como para los privados interesados en proyectos empresariales. 

El estudio evalúa ámbitos como Estructura, Equipamiento, Salud, Sostenibilidad Ambiental, Educación, Entorno Para Negocios, Mercado Laboral, Sistema Financiero, entre otros. Elementos importantes para conocer   la situación interna, como hacer un análisis de región.

Ibagué se coloca a nivel nacional en el puesto 14 en competitividad con un puntaje de 5.2.

 Se destaca   salud con 6.1, ubicándonos en el puesto 13.  Nos tendría que dar una buena capacidad de respuesta frente a la crisis del Covid 19,  ya que tiene en cuenta factores como camas en servicios especializados, personal médico disponible entre otros.  Situación favorable para atender a la población, en tiempos normales. Desafortunadamente la realidad nos muestra que los efectos de la pandemia son tan arrasadores que desbordan cualquier capacidad hospitalaria y personal de salud  para atender las salas de cuidados intensivos.

Instituciones. Que evalúan gestión fiscal como desempeño administrativo entre otros tiene puntajes   superiores a 6.

Es de resaltar el mal resultado que tiene Ibagué en temas como la innovación y dinámica empresarial con subpilares como investigación y registros de propiedad industrial con una calificación de solo 3.4, que ratifica la falta de industria y empresas en la ciudad que pueda acoger un buen porcentaje de mano de obra calificada y no calificada de la ciudad. Indicador fundamental para justificar el alto índice de desempleo con que cuenta la ciudad.

En cuanto a la sostenibilidad ambiental el resultado es de lo más pobre con un 3.1 ocupando el puesto 30, indicando la mala gestión ambiental que se ha desarrollado, como la precariedad en   activos o reservas ambientales, áreas de conservación y oferta en bienes y servicios ecosistémicos.

Ibagué no escapa a la situación mundial, nacional y regional sobre la deforestación que cada día arrasa bosques necesarios para la sostenibilidad. Zonas como el cañón de El Combeima deben ser reservas controladas en coordinación con la entidad ambiental, así como otras microcuencas que de su manejo depende la oferta del recurso hídrico para la ciudad.

A nivel nacional el puesto catorce nos deja detrás de ciudades como, Armenia, Pereira, Neiva, Manizales.  En los últimos tres periodos de evaluación, Ibagué siempre ha estado con indicadores por debajo de las ciudades anteriormente señaladas, lo que indica, que estas capitales muy seguramente han tenido  una mejor coordinación,  armonización de políticas sociales y económicas permitiendo obtener un mejor desarrollo. Igualmente continuidad en grandes obras de infraestructura, como de los programas sociales, a diferencia de lo que  ha ocurrido en Ibagué. Caso escenarios deportivos, calificados  recientemente por el Contralor General Dr. Córdoba como uno de los mamuts más vergonzantes  de la corrupción. Dejó de ser la gran oportunidad para posicionarnos en la región con unas obras de gran envergadura y vitrina deportiva  a nivel Nacional.

 Elección de alcaldes con ideologías y enfoques políticos muy diferentes, que no ha permitido armonizar lo que es fundamental para la ciudad, anteponiendo  intereses políticos a los  de la comunidad.

Esperamos que la población reaccione y consulte estos estudios que nos permite evaluar la gestión de nuestros gobernantes, castigar sus malos resultados y elegir a quienes lo han hecho bien durante su trayectoria profesional y política.

Da nostalgia lo que vemos  cuando caminamos el centro de la ciudad y apreciamos  los desastres que cada día está dejando esta crisis.  Transitando la  zona centro, la carrera segunda, tercera y cuarta encontramos locales comerciales   cerrados y  con el sello de  se arrienda,  muchos   de ellos  activos  durante años, tiendas de café de tradición como Café  Planadas, Café Listo,   sitios de tertulia y reunión de tantos amigos, franquicias ubicadas en la zona  céntrica de la ciudad como  Subway en  la plaza de Bolívar,  negocios con tantos años de tradición como El Patriarca.

 En  centros  comerciales como El Combeima, la Once con muchos  locales desocupados, cuántos más  cerrarán  puertas, solo Dios sabrá……    

 

Artículos Relacionados

Noticias Recientes