Actualidad

Subsidio a combustibles no ayuda a disminuir emisiones de CO2

Subsidio a combustibles no ayuda a disminuir emisiones de CO2

El efecto de la producción de hidrocarburos sobre las emisiones de dióxido de carbono es muy reducido en comparación al consumo de estos.

10 de Nov, 2022

Si se quieren reducir las emisiones de CO2, sería mucho más eficiente concentrarse en las políticas que afecten el consumo de combustibles fósiles y eviten la deforestación, según un informe de la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario y la Alianza EFI.

El impuesto al carbón económicamente se debe cobrar de acuerdo con el consumo que se hace del carbón, es decir, las externalidades negativas (efecto adverso) que le hace al medio ambiente como la contaminación. Lo que muestran los expertos es que se puede cobrar un impuesto al carbono mucho más alto para contrarrestar ese efecto negativo que hace el consumo de esos productos que generan emisiones”, dijo Fernando Jaramillo, profesor de la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario.

El estudio indica que “la política sobre el precio de los combustibles en Colombia va en contravía del objetivo de disminuir las emisiones de CO2, ya que el subsidio a los precios de los combustibles es enorme. Según el Comité Autónomo de la Regla Fiscal, se está subsidiando la mitad del precio del galón de gasolina o ACPM, lo cual le cuesta al Estado cerca de 40 billones de pesos anuales, cifra superior al 2 % del PIB”.

Este costo es muy superior a los recursos recaudados por la reforma tributaria y los efectos del subsidio son regresivos, ya que se está subsidiando a los propietarios de vehículos”, afirmó Jaramillo al entregar los resultados del informe Los efectos de la reforma tributaria sobre el desempeño de la economía colombiana.

El estudio señala que el monto del impuesto al carbón es muy bajo. La externalidad generada es de aproximadamente 50 USD por tonelada de CO2, pero el impuesto es de 5 USD por tonelada y la tasa de crecimiento del impuesto es del 1%. “Eso implica que en términos reales el valor del impuesto se demora 72 años en doblarse. En 72 años el valor sería 10 USD de hoy por tonelada de CO2. A ese ritmo el impuesto al carbón no está teniendo un efecto considerable sobre las emisiones”, explicó el investigador.

Reforma tributaria, impuesto al capital e inversión

Para el profesor de la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario, si se disminuyen las exenciones y deducciones a las personas jurídicas, el aumento en el impuesto al patrimonio de la reforma tributaria incrementará aún más el impuesto al capital y desincentivará la inversión.

El desaliento a la inversión es un hecho, a menos que haya cambios importantes en los demás factores que determinan la productividad y rentabilidad de las empresas, tales como la calificación de la mano de obra, la infraestructura vial, la seguridad y la investigación, entre otros. “Es por esta razón, que la discusión más importante a partir del momento en que se apruebe la reforma, es sobre cómo se va a garantizar un gasto público más eficiente y equitativo”, comentó.

Cualquier aumento de impuestos tiene costos, y en particular los impuestos al capital tienen un valor que muy probablemente afecte la inversión, porque las personas con empresas suelen pedir prestado para invertir, es decir, si una parte importante de esas ganancias se van para pagar impuestos, pues baja la inversión.

Uno tiene que sopesar los beneficios con los costos. En el caso de Colombia, la tributación de las empresas ya es grande en términos de los impuestos que les cobran. Estos son de los más altos de América Latina y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​”, dijo Jaramillo.

En últimas, el aumento en el grado de progresividad de los impuestos y en el monto de recursos recaudados por la tributaria se logra a costo de un incremento considerable en el impuesto a las empresas y al capital, indica informe de la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario y Alianza EFI.

Esto último tendrá un efecto importante sobre la competitividad de las empresas nacionales, lo cual afectará la tasa de inversión, el crecimiento económico y los niveles de producción de largo plazo. A menos que la manera en que se gasten los recursos recaudados sea muy eficiente, el nivel de producción de largo plazo se verá perjudicado por los aumentos en el impuesto al capital”, recalca el estudio.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes