Actualidad

En el Día Internacional de la Cero Discriminación.

En el Día Internacional de la Cero Discriminación.

Por: Jorge Ancizar Cabrera Reyes.


En esta fecha de Cero Discriminación a nivel global, que es una problemática que enfrentamos cada día y por ello, en este acontecimiento  memorable destacamos el Preámbulo de la Constitución Política de 1991, sobre la unidad de la nación asegurando a las personas "La vida, la convivencia, el trabajo, la justicia, la igualdad, el conocimiento, la libertad y la paz".

Por lo mismo, en el Párrafo 2 del artículo 2 de la Constitución Política de 1991, establece: "Las autoridades de la República están instituidas para proteger a todas las personas residentes en Colombia, en su vida, honra, bienes, creencias, y demás derechos y libertades, y para asegurar el cumplimiento de los deberes sociales del Estado y de los particulares".

El Artículo 5 de la Constitución Política de 1991, señala: "El Estado reconoce, sin discriminación alguna, la primacía de los derechos inalienables de la persona y ampara a la familia como institución básica de la sociedad".

El Artículo 13 de la misma Constitución Política de Colombia, orienta: "Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma protección y trato de las autoridades y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica.

El Estado promoverá las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva y adoptará medidas en favor de grupos discriminados o marginados.

El Estado protegerá especialmente a aquellas personas que por su condición económica, física o mental, se encuentren en circunstancia de debilidad manifiesta y sancionará los abusos o maltratos que contra ellas se cometan".

Además, la Convención de la Organización de las Naciones Unidas -ONU- sobre este tema de la eliminación de todas las formas de discriminación racial adoptada por la resolución 2106 del 21 de diciembre en el año de 1965 la definió, como: "Toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o etnico, que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural, o cualquier otra esfera de la vida pública". Y la Convención para la eliminación de la discriminación contra la mujer, que fue adoptada por la resolución 134/180, del 8 de diciembre de 1979, y en ellas se establecieron órganos y mecanismos de control.

El Artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, indica: "Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros".

Y el Artículo 2 de la misma Declaración Universal de los Derechos Humanos, nos dice: "Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición".

El Artículo 7 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, nos enseña: "Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja está Declaración y contra toda provocación a tal discriminación".

La discriminación estropea a personas o a colectivos de individuos, también tiene efectos en la comunidad en general y por motivos étnicos causa dolor  individual y agota la cohesión social y por ello la democracia asegura los derechos de todos y limita la arbitrariedad del poder.

Para concluir con el pensamiento del argentino Mario Luis Rodríguez Cobos, "Silo"  inspirador del nuevo humanismo, que nos enseña:   "Lo urgente es crear conciencia por la paz y el desarme. Pero también es necesario despertar la conciencia de la No Violencia Activa que nos permita rechazar no sólo la violencia física, sino también toda forma de violencia económica, racial, psicológica, religiosa y de género. Desde luego, aspiramos a que esta nueva sensibilidad pueda instalarse y conmover las estructuras sociales, abriendo nista en el momento actual le responderíamos en pocas palabras que “humanista es todo aquel que lucha contel camino para la futura Nación Humana  Universal"... “Pero si alguien nos exigiera definir la actitud humara la discriminación y la violencia, proponiendo salidas para que se manifieste la libertad de elección del ser humano”.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes