Salud

Un “pedo” puede decir mucho sobre la salud de las personas

Un “pedo” puede decir mucho sobre la salud de las personas

El pedo, ese fenómeno natural que despierta risas y controversias en familias y parejas, es parte inherente de la condición humana. Sin embargo, detrás de su aparente simpleza, los gases pueden revelar mucho sobre nuestra salud y hábitos alimenticios.

Mark Corkins, experto en gastroenterología pediátrica, señaló a CNN que existen dos fuentes principales de gas en el cuerpo humano. Por un lado, está el aire que tragamos, que suele ser inodoro. Por otro lado, el gas producido en el colon a partir de la fermentación de alimentos, donde las bacterias desempeñan un papel crucial.

Expulsar gases entre cinco y quince veces al día es completamente normal, según William Chey, catedrático de Gastroenterología. Sin embargo, la cantidad, frecuencia y olor de los gases pueden variar según la dieta, el funcionamiento del tracto gastrointestinal y el microbioma de cada individuo.

Algunos alimentos, como los cereales y legumbres secas ricas en FODMAP, tienden a producir más gases debido a su difícil digestión. Además, el exceso de carne roja y carbohidratos puede fermentar en el colon, generando flatulencias.

FODMAP significa oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables. Estos son tipos de carbohidratos de cadena corta -- azúcares, almidones y fibra -- que se encuentran en una variedad de alimentos que se absorben mal en el intestino delgado y absorben agua y fermentan en el colon.

Aunque los gases no son indicadores directos de la salud intestinal, pueden ser sintomáticos de ciertos trastornos gastrointestinales. La flatulencia excesiva, especialmente si se acompaña de síntomas como pérdida de peso, sangre en las heces o cambios en los hábitos intestinales, debe ser evaluada por un médico.

Para controlar los gases molestos, se recomienda llevar un diario de alimentos y actividades, identificando posibles desencadenantes. Además, se pueden probar dietas bajas en FODMAP y consultar con un médico para considerar opciones de tratamiento, que pueden incluir medicamentos de venta libre y ajustes en la dieta.

Por eso, un pedo es mucho más que una simple flaatulencia, se requiere escuchar el cuerpo y prestar atención a las "ventosidades" ya que puede proporcionarle pistas valiosas sobre su salud gastrointestinal.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes