Historias

La Navidad no solo tiene cosas curiosas sino micológicas

La Navidad no solo tiene cosas curiosas sino micológicas

La Navidad no solo es rica en historias y leyendas, sino en alegorías mitológicas que la hace época propicia no solo al reencuentro familiar, sino a la exploración de sueños ignotos, de felicidad y frustraciones, de situaciones reales o fantásticas, en un recorrido de 365 días que concluyen en el nacimiento de Jesucristo.

Es la enseñanza bíblica de que nacer es empezar a morir, después de haber transitado una vida al libre albedrío, que cada ser humano escogió para bien o para mal. Esta temporada también nos invita a un encuentro interior donde nosotros somos nuestros propios confesores, donde en cada examen individual podemos escoger entre el autoengaño o la conciencia. Cada persona es libre de escoger.

Pero estos momentos hermosos de reflexión familiar o individual, casi trascendentales de la vida, nos llegan cada año, en medio de un rito religioso multicolor de luces, guirnaldas, fiestas, celebraciones, brindis, comidas, regalos y una hábil manipulación comercial que nos amarra al consumismo en una sociedad condicionada por las compras; donde infortunadamente, los valores espirituales se relegan a un segundo plano y la mercancía reemplaza al examen de conciencia.

Dentro de los tres símbolos, especialmente del mundo católico, sobre los cuales nos reunimos para expresas nuestras alegrías o penas por estas fechas,  se encuentran: el Pesebre, el Árbol y Papá Noel, todos ellos de diferentes orígenes pero que confluyen en la mismo: la Navidad.

Sobre ellos se tejen toda clase de tradiciones y curiocidades. Estas algunas de ellas que nos traen las leyendas, el Internet y los portales de la web:

 

La palabra “Navidad”

El término Navidad proviene del latín “Nativitas” que significa nacimiento. El establecimiento oficial del 25 de diciembre como “día de Navidad” se produce en el año 345, cuando por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno se proclama esta fecha para la Natividad de Cristo (a pesar de que Jesucristo no nació el 25 de diciembre). Lo cierto es que la Biblia no especifica una fecha u hora del nacimiento de Jesús.

El pesebre

El pesebre es el escenario doméstico donde es hallado el Niño Jesús por los pastorcitos que venían a adorarle. Luego la fe popular impone el canto de la novena al Niño Jesús, algo maravilloso en todo hogar cristiano, pero también lo es en sobremanera el canto de villancicos. El pesebre es también el sitio catequético y profético donde convergen varios sucesos de la historia de la Salvación del Hombre.

El Árbol de Navidad

Antes de que se inventaran las luces de Navidad, ahora tan tradicionales e indispensables en muchos hogares, los abetos de Navidad se decoraban con velas y manzanas. Posteriormente, se añadieron las luces, las bolas, la estrella y los lazos. Estos últimos representan la unión entre las familias y los seres queridos en esta época llena de ilusión y felicidad. Como curiosidad, uno de los árboles de Navidad más famosos por su tamaño, es el que se alza en el Rockefeller Center de Nueva York (EE.UU.), con alrededor de 24 metros de altura. En Dortmund (Alemania) también se encuentra un magno rival: un abeto natural de 45 metros de altura ubicado en el centro del tradicional mercadillo de Navidad.

Papá Noel

El icono de Santa Claus o Papá Noel de los anuncios de Coca-Cola no conforma el origen de la imagen de Santa. La realidad es que la imagen de Santa Claus es más una figura que ha evolucionado con el paso del tiempo, moldeada por escritores, artistas e incluso historiadores. Así, las imágenes del conocido hombre gordito y barbudo con un traje rojo aparecieron en revistas, carteles y anuncios mucho antes del retrato alegre de esta conocida marca de refrescos. Además, según el libro “One Night Stands with American History”, Papá Noel no siempre tuvo barba. Fue el artista y dibujante Thomas Nast quien añadió la barba al personaje en las páginas de 'Harper's Weekly' durante la última parte del siglo XIX.

Origen de la estrella de Navidad

La estrella de Navidad que suele coronar nuestros árboles navideños es originaria de Filipinas. En esta zona del planeta, se preparan antorchas en forma de estrellas de cinco puntas, que iluminan la entrada de los hogares.

Sobre la ofrenda de oro, incienso y mirra

La tradición dice que los Reyes Magos de Oriente acudieron desde recónditos países a rendir homenaje a Jesús de Nazaret. Trajeron tres regalos: oro, incienso y mirra. Melchor, trajo oro por su gran valor y su belleza; Gaspar trajo incienso, una resina balsámica que al arder desprende un humo aromático muy agradable y Baltasar trajo mirra, una sustancia resinosa aromática con propiedades antisépticas, digestivas y antidepresivas. En Mexico, esta es la fiesta más importante de la Navidad.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes


Etiquetas

Navidad historia Leyenda Alegría Mitológica Familiar Felicidad Frustraciones Reales fantástica vida Morir Humano Bien Mal Conciencia ibague tolima colombia 2019