Destacadas

Orozco y los desenlaces electorales futuros

Orozco y los desenlaces electorales futuros

25 de Jun, 2022

El anuncio del gobernador del Tolima Ricardo Orozco, de presentar un proyecto de ley que acabe con la intermediación de las EPS en el sistema de salud colombiano, al nuevo gobierno de Gustavo Petro, es una iniciativa que gana más simpatizantes que adversarios.

Se puede calificar de oportunista, prematuro, inoportuno o de lo que se quiera, pero el hecho real es que el mandatario seccional apunta a un tema ya planteado en campaña por el presidente electo, que tiende a solucionar en forma definitiva uno de los problemas más graves que tiene el sistema de salud pública, como son los retenes donde se quedan gran parte de los recursos destinados a prestar este servicio.

Esta propuesta de eliminar la intermediación en la salud pública es un clamor de todos los colombianos que quieren que se modifique la Ley 100 a fondo. Esta norma que comercializó la salud es la causante de miles de muertes en las puertas de los hospitales, y que se les niegue los servicios a los afiliados en su lecho de enfermos.

De tal suerte, la prepuesta de Orozco simplemente está recogiendo un querer de los ciudadanos y de la población que desde hace años vienen luchando contra este injusto sistema de salud que afecta a todos por igual.

Para nadie es un secreto que a través de la cadena de intermediarios, incluyendo las IPS, se van los recursos a inversiones que nada tienen que ver con la prestación del servicio de salud. 

Se debe propender porque en la reforma que se avecina se vuelva al sistema de afiliación universal como lo tenía el antiguo Instituto del Seguro Social, donde nadie quede por fuera y a nadie se le niegue el derecho fundamental de la salud.      

El gobernador Orozco recoge esa vieja aspiración de que los dineros lleguen directamente a los hospitales, y que estos no desaparezcan ni se quiebren debido a las millonarias deudas que les dejan las EPS. El mandatario de los tolimenses está en el camino correcto al formular esta propuesta, además tiene toda la autoridad, teniendo en cuenta que Orozco ha sido un gobernador que se la ha jugado toda y a fondo por recuperar la salud de los tolimenses.

Es una jugada política desde todo punto de vista, pero tiene que ver con la mejora de un servicio fundamental para la vida de los seres humanos. Aquí no hay espacios para interpretaciones mezquinas, sino unirnos a un proyecto que busca mejorar las graves fallas que se presentan en la prestación del vital servicio de salud.

Con esta jugada el gobernador Orozco, por un lado descongela las relaciones necesaria que debe tener un gobernador con el gobierno central, y por el otro, se suma a la lucha de todos los ciudadanos que piden cambios reales de la fatídica Ley 100, especialmente en el fortalecimiento del sistema hospitalario.

*La renuncia de Bolívar*

La tempranera renuncia del secretario de Salud Jorge Bolívar, podría interpretarse como el afán de comenzar la campaña a la Alcaldía de Ibagué, ante el costo político que debe de asumir el sector barretista del conservatismo, por la pésima gestión que ha realizado el alcalde Hurtado.

Esa mala gestión se evidencia con la imagen altamente desfavorable que tiene, como lo registró la última medición del programa Ibagué Cómo Vamos.

Quizás por ello se inicia temprano el trabajo que buscaría ganar algún terreno en el difícil camino que tienen que recorrer los que aspiren a reemplazar a Hurtado y su comparsa, especialmente aquellos que trabajaron en su elección y que presentan de algún modo, todo lo malo de su administración. No les quedará fácil zafarse el cabezal ni la responsabilidad política que tienen sobre el desdén gubernamental en que se encuentra Ibagué. 

Algunos afirman que Bolívar es el candidato del gobernador Orozco a la Alcaldía de Ibagué, otros allegados del barretismo consideran que es un simple aliado, y que el verdadero candidato está por conocerse. Vale destacar que el Gobernador se ha distinguido por su prudencia en los certámenes electorales que acaban de pasar.

Lo que sí es claro es que sobre la palestra como potencial candidato a la alcaldía de Ibagué también aparece el actual gerente de Indeportes, Alexander Castro.

Castro, quien ha realizado una positiva labor en el ente que rige las disciplinas deportivas del departamento, ha permanecido en silencio, y dicen sus allegados que solo hasta el mes de octubre se pronunciará sobre el tema.

Las ligas deportivas, son partidarias que Castro continúe en su cargo, para que culmine su la labor la que es considerada de acertada y que cumpla con las transformaciones que se necesitan en el campo deportivo y recreacional del departamento del Tolima.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes