Destacadas

En entredicho calidad de los megacolegios que se construyen en Ibagué

En entredicho calidad de los megacolegios que se construyen en Ibagué

13 de May, 2022

En el 2016 se suscribió el convenio interadministrativo entre el Mineducación y la Alcaldía de Ibagué para construir 26 colegios nuevos, llámese reemplazar vetustos colegios por nuevas plantas físicas.

Y a partir de ese 2016 empezó el dolor de cabeza. Por incumplimiento de los contratistas, hoy parte de esos colegios están convertidos en elefantes blancos, (Santofimio y Ricaurte, por citar dos ejemplos), y los que se han entregado ya son blanco de severas críticas por la mala calidad en la construcción y diseños hechos a espaldas de las comunidades estudiantiles.

La veeduría ciudadana VAPI (Agua para Ibagué) inició un trabajo para saber el estado de estas nuevas instituciones. VAPI ha iniciado esa labor de veeduría con tres instituciones: Institución Educativa German Pardo (Sede Jorge Quevedo); Institución Educativa Técnico Ambiental Combeima e Institución Educativa Celmira Huertas.

Hay que decir que de los 26 colegios, solamente a la fecha se han entregado 7, en el resto las obras están en abandono y en otros se está trabajando. De los nuevos el Juan Lozano se dejó sin espacio para la cooperativa, ni sala de profesores decente, tiene un ascensor que no se ha podido utilizar porque se entregó a medias.

En ese sentido, VAPI con las anomalías que encontró en la evaluación de los tres colegios, ofició a la Ministra de Educación, María Victoria Angulo González; al Secretario de Educación de Ibagué, Juan Manuel Rodríguez Acevedo; a la Procuradora Regional del Tolima, Constanza Vargas Sanmiguel; a la Contraloría General de la República Gerencia Colegiada – Zonal Tolima, Lina María Laguna Bermeo y a la procuradora provincial, Viviana Patricia Álvarez González.

En el documento VAPI relaciona las fallas encontradas y pide que “Debe existir interventoría y supervisión a la totalidad de los diseños, se observa improvisación y falta de planeación en áreas como son las cocinas, laboratorios y bibliotecas”.

Enfatiza VAPI que “Se observa que las interventorías de obra, vienen presentando falencias al recibir trabajos notoriamente defectuosos”. Advierte, además, que “No puede ser posible que continúen recibiendo colegios en los cuales se observan errores constructivos”.

Por último, dice VAPI que se “Desconoce cuál es la labor que viene desempeñando la secretaria de Educación en todo lo relacionado con la construcción de estos Megacolegios, estamos frente a inversiones multimillonarias”.

Fallas que encontró VAPI

• Los salones de clase y otras áreas, no cumplen con niveles mínimos de intensidad lumínica, sus luminarias son insuficientes en lo referente a los niveles mínimos de intensidad lumínica exigida.

• Las lámparas instaladas son de regular factura, no están bien instaladas, ya se observan que se están desprendiendo.

• Se observaron cielorrasos en PVC con demasiados defectos en la calidad del material.

• Los pisos exteriores en concreto, no tienen las pendientes adecuadas para evacuar las aguas lluvias, existen muchos encharcamientos.

• Los muros en ladrillo a la vista poseen desportillamientos y su mano de obra presenta regular ejecución en muchos sectores, no fueron bien lavados y en algunas zonas están manchados.

• Existen taludes que no recibieron el debido tratamiento, y por consiguiente no se observa la debida evacuación para las aguas lluvias.

• Tapas en concreto armado desniveladas, fisuradas, no hay el debido sellamiento.

• Esta especificado concretos arquitectónicos para la totalidad de las estructuras, los existentes están manchados, mal terminados, mal rematados.

• Existen errores en los diseños arquitectónicos de las cocinas, áreas oscuras, poca iluminación natural y mala evacuación de gases en las áreas de cocción.

• Indudablemente existió improvisación en el diseño y construcción de las áreas destinadas para cocinas.

• Existen tuberías expuestas en cielo rasos y muros, propio de la improvisación y falta de análisis en los diseños.

• No dejaron la pendiente adecuada en los corredores para evacuar las aguas lluvias.

• Hojas de puertas alabeadas, su cierre es parcial.

• Circulaciones internas entre aulas teniendo pisos mal terminados, mal rematados y ásperos en su totalidad.

• Deprimente observar el diseño y construcción de las alfajías en concreto.

• Se puede afirmar que existió improvisación y falta de diseño en muchas de las áreas que han sido construidas.

• Ventanería en aluminio de la peor calidad, ya se observan que están manchadas.

• Construyeron cubiertas improvisadas en escaleras exteriores.

• Están entregando colegios construidos teniendo muchos detalles y acabados pendientes por ejecutar.

• No se observan los trabajos de postventa, los errores en actividades constructivas continúan y no son atendidos a su debido momento.

• Impresiona observar la construcción de laboratorios sin la debida iluminación y ventilación natural.

• Existen muchas otras observaciones de mala ejecución de obra, todas ellas relacionadas con malos terminados en actividades que han sido recibidas a satisfacción.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes