Destacadas

El agua, dolor de cabeza de los propietarios del conjunto 'Alminar Samoa'

El agua, dolor de cabeza de los propietarios del conjunto 'Alminar Samoa'

17 de Mar, 2021

La preocupación entre los habitantes del conjunto residencial Alminar Samoa continúa latente debido a la mala calidad del agua que reciben. De acuerdo con lo expresado por varios residentes, la empresa Construcciones JF, al momento de vender las viviendas, no les informó que no contaban con el suministro de agua potable y confiable.

"Nos engañaron, solo les importó vendernos los aptos y ahora no responden, son unos irresponsables", le dijo a El Cronista.co una de las habitantes del conjunto.

El agua que proviene del acueducto comunitario El Triunfo, y que suministran en Alminar Samoa, de acuerdo con el Índice de Riesgo de Calidad de Agua para el Consumo Humano (IRCA), "no es apta para el consumo humano". Y es que, el agua proviene de un pozo profundo. 

Al respecto, la Contraloría General de la República señaló que uno de los responsables de la problemática en Alminar Samoa, sería la Secretaría de Salud del Tolima que entregó los permisos a la constructora JF, sin contar con los suficientes estudios y requisitos sobre la potabilidad del agua.

"No existe concepto sanitario con fundamento en visitas de inspección, ni análisis comparativo de las características físicas, químicas y microbiológicas del agua del pozo profundo. Tampoco se presentan evidencias de análisis o descripción a las características del pozo profundo, del contexto social y ambiental  y de los eventuales riesgos de abastecimiento", detalló la Contraloría. 

El ente de control a su vez cita a la Secretaría de Salud de Ibagué, que expuso que "los valores de color, turbiedad, hierro total, fosfatos y coliformes totales, están por fuera de los márgenes admisibles establecidos". 

De hecho, existe un fallo de la Corte Suprema de Justicia, que asegura que el agua suministrada a los habitantes de Alminar Samoa no es potable, toda vez que, incumple algunos de los valores como "cantidad suficiente, disponibilidad, accesibilidad, asequibilidad y calidad adecuada". 

La problemática que golpea a unas 2.000 familias ibaguereñas que ocupan este extenso conjunto, fue debatida en el Concejo de Ibagué, ante la propuesta del cabildante Eduard Toro. A la fecha, no se conocen resultados efectivos que lleven a pensar que se mejoró la calidad del agua. 

Entretanto, el pasado 28 de enero el Juzgado Sexto Civil del Circuito le ordenó al alcalde Andrés Hurtado que hiciera cumplir el fallo de la Corte Suprema de Justicia, el cual insta a mejorar la calidad del agua que se suministra en Alminar Samoa. "En el menor término posible adopte todas las medidas administrativas correspondientes", le ordenó el Juzgado al mandatario.

Lo que padecen los habitantes de Alminar Samoa, es lo mismo que sucede en otros sectores de Ibagué, donde la cantidad de residentes ha superado la capacidad de agua potable que se tiene para suministrar. "En Ibagué la demanda de agua es mayor a la oferta", dijo en su momento Olga Lucía Alfonso, directora de Cortolima.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes