Actualidad

Las corralejas con los días contados

Las corralejas con los días contados

27 de Jun, 2022

Hablar de corralejas, la famosa es la de Sincelejo…”ya viene el 20 de enero la fiesta en Sincelejo”. Pese a la tragedia ocurrida allí hace 42 años (1980), en la que hubo 500 muertos por el desplome de toda la corraleja, esta se ha venido realizando a pesar de la crítica y oposición de las organizaciones defensoras de animales.

Lo presentado este domingo en la segunda ciudad más importante del Tolima, de nuevo centra el debate sobre por qué este tipo de espectáculos no se prohíben de manera tajante. Hay quienes dicen que aquí no se requiere regular ese festejo, que se debe es prohibirlo.

El presidente electo Gustavo Petro, quien se ha caracterizado por ser un defensor acérrimo de los animales, que ha librado una dura lucha contra la llamada ‘fiesta brava’ o taurina, este domingo envió un mensaje que puede ser el principio del fin de manera definitiva de las conocidas tradicionales ‘corralejas’.

El presidente electo Petro en su mensaje después de enterarse sobre lo ocurrido en El Espinal, anunció que “Le solicito a las alcaldía no autorizar más espectáculos con la muerte de personas o animales”.

Es claro que con un mensaje tan categórico como este, ningún alcalde de ahora en adelante y más con lo que acaba de pasar en El Espinal se va a meter en camisa de once varas. Ahí está el caso precisamente de El Espinal, donde Procuraduría anuncia que abre investigación en contra del alcalde Juan Carlos Tamayo. Es decir, el Alcalde deberá responder por lo ocurrido.

Las corralejas en el Tolima

En el Tolima son varios los municipios que sus festividades las adornan con llamativas ‘corralejas’ y que con el paso del tiempo se han convertido casi que imprescindibles. “Fiesta sin reinas y sin corralejas no es fiesta”, es una frase que se acuñó en el imaginario colectivo.

Por eso son famosas las corralejas de El Espinal, con motivo de las fiestas de San Pedro, lo mismo que las del Guamo; Armero-Guayabal con motivo de la fiesta religiosa del Señor de la Salud; en el corregimiento del Convenio, en el Líbano, también se hace una corraleja en los fines de año. Y así hay otros municipios y corregimientos del departamento.

Lo más grave de todo es que esas corralejas además del salvaje espectáculo que se vive dentro del ruedo, están mal construidas. Lo cierto es que se trata de una fiesta donde se lastima hasta el cansancio los animales que se utilizan para ese festejo, y eso es lo que el nuevo presidente de los colombianos quiere que se acabe.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes