Actualidad

El histórico del fútbol colombiano que falleció en Cali

El histórico del fútbol colombiano que falleció en Cali

Henry ‘La Mosca’ Caicedo, una leyenda del fútbol colombiano y suramericano que se apagó. El mejor en su puesto.

Se fue uno de los mejores defensas del fútbol colombiano, de todos los tiempos: Henry, ‘La‘Mosca’ Caicedo. A los 70 años, murió en Cali este jugador que en la década del 70 marcó una época estelar, convirtiéndose en uno de los ídolos del Deportivo Cali.

Después de haber sufrido un derrame cerebral en el 2021, su salud se deterioró a tal punto que no se pudo recuperar y murió el pasado miércoles 18 de enero. ‘La Mosca’ Caicedo’ fue dos veces campeón del fútbol profesional colombiano con el Deportivo Cali y con el mismo equipo alcanzó el subcampeonato de la Copa Libertadores de América. Vistió por largo rato (desde el 70 hasta el 82) la camiseta de la Selección Colombia.

Aparte del Cali, Caicedo, jugó en Once Caldas, Cúcuta Deportivo y terminó su carrera a los 33 años en el Deportes Quindío. Internacionalmente estuvo en Estudiantes de Argentina, a donde lo llevó Carlos Salvador Bilardo, pero su estadía allí fue muy corta, debido a los problemas de drogadicción que ya le empezaban a cobrar factura.

Su debut lo hizo a los 16 años en un Deportivo Cali de rutilantes estrellas: Miguel Escobar, Pedro Zape, el argentino Lallana, ‘Pecoso’ Castro, ‘Tigre’ Benítez, Leonel Scotta, Moño Muñoz, ‘El Maestro Jairo Arboleda, entre otras figuras. Siempre dijo que su ídolo e inspirador fue el también defensa Óscar López.

Bilardo que lo dirigió en el Cali en 1978 dijo de ‘La Mosca’ Caicedo en ese tiempo que en el continente no existía otro defensa centro de sus características. “Henry ‘La Mosca’ Caicedo, es el mejor central de Sudamérica”, sentenció en ese momento Carlos Salvador Bilardo.

En una entrevista que publica el diario El País de Cali, realizada en 2017, Caicedo reconoció que en su paso por Estudiantes de Argentina no jugó por los líos que tenía con las drogas. Entre 1998 y 1999 estuvo en rehabilitación en Cuba. 

Recuerda que el jugador más difícil que tuvo que enfrentar fue Pelé. “Me tocó enfrentarlo en el Yankee Stadium de Nueva York en un partido amistoso entre Cali y Santos en el 72. Me encantó haberme enfrentado a Pelé. Antes de empezar el juego lo abracé porque lo admiraba mucho, era el mejor del mundo. Afortunadamente lo anulé y gané el duelo porque ese día no anotó el hombre. El juego terminó 2-2. Recuerdo que a Pelé le preguntaron qué jugador le sorprendió y dijo: ‘el número 3, el defensa colombiano, muito bom (muy bueno). Ese día le saqué el balón limpio, no lo toqué para nada, nunca me gustó frenar a nadie con una patada”.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes