Actualidad

Se le cayó la curul al vicepresidente de la Asamblea del Tolima, Eutimio Ballesteros

Se le cayó la curul al vicepresidente de la Asamblea del Tolima, Eutimio Ballesteros

En las últimas horas se conoció la sentencia en la que el Tribunal Administrativo del Tolima, en decisión de primera instancia declaró nula la resolución y acta de posesión mediante las cuales el diputado del Tolima y actual vicepresidente de la Asamblea Departamental, Eutimio Ballesteros, había sido oficializado como reemplazo del destituido ex diputado José Crispín Guerra.

 

Es de recordar que Ballesteros se había posesionado como diputado el pasado 23 de noviembre de 2016, luego de que el Consejo de Estado ratificara la inhabilidad que tenía José Crispín Guerra por haber incurrido en doble militancia política. Tras la decisión generada por una demanda, Eutimio Ballesteros, que era el segundo en votación detrás de Guerra en cuanto a votos para la Asamblea por el partido Alianza Verde, fue llamado a ocupar la curul, que irónicamente ahora pierde también por una demanda.

 

Esta nueva decisión del Tribunal Administrativo del Tolima se da luego de que en febrero del presente año fuera demandada también la credencial de Ballesteros como nuevo diputado, todo por cuenta que el dirigente ofició como presidente del acueducto comunitario Aguaflorida de la capital tolimense, entidad que capta dineros públicos. Según el fallo del Tribunal, Ballesteros había ocultado dicha inhabilidad a su partido político, para pasar a ocupar la curul de José Crispín Guerra, omitiendo que para haber pasado a ocupar esta curul, debió haber renunciado un año antes al cargo público que venía desempeñando en dicho acueducto comunitario del barrio La Florida en Ibagué.

 

Y es que efectivamente, en su momento varios documentos de la Cámara de Comercio mostraron que Eutimio Ballesteros hacía parte de la junta directiva del acueducto comunitario, pruebas con las que una veeduría del mismo acueducto le instauró la demanda que desde hace aproximadamente cinco meses venía estudiando el magistrado ponente Carlos Leonel Buitrago Chávez. En la sentencia del Tribunal, figura como demandante, Johana Marcela Fernández Ortiz. (Ver Sentencia del Tribunal)

 

En la página 3 de la sentencia del Tribunal Administrativo del Tolima, en la cual se estipulan las causas de la nulidad, se señala que "las pretensiones se sustentan en que Eutimio Ballesteros Sarmiento estaba incurso en la causal 4ª del artículo 33 de la ley 617 del 2000, pues ostentaba el cargo de representante legal de Aguaflorida, encargada de prestar el servicio público de acueducto y agua potable en el barrio La Florida de la ciudad y, además, violó el régimen de incompatibilidades establecidas en el artículo 34 numeral 5º de la misma ley, ya que a partir de su posesión como diputado realizada el 23 de noviembre de 2016, continuó ejerciendo esa calidad cuando se le prohibe ser representante legal, miembro de juntas o consejos directivos, auditor o revisor fiscal, empleado o contratista de empresas que presente servicios públicos domiciliarios o de seguridad social en el respectivo departamento".

 

Lo irónico es que Ballesteros llegó a la Asamblea luego que se anulara la elección del diputado José Crispín Guerra, por doble militancia, por lo que se dice en círculos de los militantes de Alianza Verde, que el actual vicepresidente de la Asamblea del Tolima “estaría recibiendo una cucharada de su propia medicina, ya que este al parecer fue el promotor de la denuncia contra José Crispín Guerra", a quien finalmente reemplazó en la Asamblea.

 

Así las cosas y tras demostrada la inhabilidad de Eutimio Ballesteros para seguir ejerciendo como diputado, pasaría a ocupar la curul como nuevo diputado del Tolima, Jorge Palomino, quien figura como tercero en la lista de votación del partido Alianza Verde. Sin embargo, es de resaltar que Ballesteros apelará dicha decisión del Tribunal Administrativo del Tolima.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes