Actualidad

Detrás de cámaras de ‘La Jauría’, la película tolimense aclamada internacionalmente

Detrás de cámaras de ‘La Jauría’, la película tolimense aclamada internacionalmente

‘La Jauría’ cuenta la historia de Eliú, un joven campesino colombiano que termina recluido en un centro experimental de menores en lo profundo de la selva. Allí es sometido a extenuantes trabajos y terapias en compañía de los demás reclusos. Cuando todo parecía ir normalmente, su amigo es internado allí mismo, trayendo consigo los eventos del pasado de los que Eliú quiere alejarse a toda costa.

Esta película es dirigida por Andrés Ramírez Pulido, bogotano radicado en Ibagué hace más de siete años. La producción de la misma fue realizada entre la productora tolimense, Valiente Gracia, y la productora francesa, Alta Rocca Films. El elenco está conformado en su mayoría por tolimenses, al igual que el equipo de producción que estuvo recorriendo distintos sectores del departamento para llevar ‘La Jauría’ a la pantalla grande. 

En El Cronista.co estuvimos conversando con su director, Andrés Ramírez, para indagar sobre todo el proceso y las curiosidades de grabar ‘La Jauría’, la película tolimense elogiada en Cannes, Melbourne, Jerusalem, Biarrirz, San Sebastián, y próximamente en los premios Goya.

¿Cómo fue la experiencia de grabar ‘La Jauría’?

—    Fue una experiencia retadora. Habíamos hecho trabajos más pequeños, pero realmente ‘La Jauría’ fue tomando mucha fuerza y se convirtió en un monstruo. Éramos 50 o 60 personas rodando en condiciones climáticas difíciles, pero igual fue una experiencia súper bella.

¿Cuándo se rodó y en qué partes del Tolima?

—    Lo firmamos hace un año, la grabación duró más o menos 6 semanas. Se grabó alrededor de la periferia de Ibagué, en la zona rural del municipio. Estuvimos también en otros municipios como Valle del San Juan, Coello y Chicoral.

¿Cómo surgió la idea de grabar ‘La Jauría’? 

—    Es un proceso de años. La Jauría está relacionada con mis obras previas, 2 cortometrajes, El Edén y Damiana. Hay un tema que comparten y es la adolescencia marcada por la figura paterna, lo cual es una inquietud personal que traigo conmigo desde hace ya varios años. Encontré en los chicos un espejo de esa inquietud, muchos de ellos también tienen una relación conflictiva con su padre, la película va de eso, de cómo nos marca esa figura paterna y cómo nos reconciliamos o seguimos toda la vida con eso. 

¿Cuáles fueron las mayores dificultades a la hora de grabar? 

—    Fue un reto para todos. Es una película ambiciosa con bajo presupuesto, tiene escenas duras de acción, entonces realmente era una apuesta difícil. El gran reto era lograr firmarlo en el tiempo estipulado y con los recursos que teníamos. Cuando uno empieza a grabar es como una cuenta contrarreloj, comienza a gastar dinero y tiempo, y es como: tenemos que hacerlo sí o sí durante este tiempo o puede ser una catástrofe todo. 

¿Qué presupuesto se manejó y cómo se financió? 

—    Dependimos mucho de los apoyos estatales. Se financió con el Fondo de desarrollo cinematográfico colombiano, nosotros lo ganamos en el 2018, ganamos el de producción y el de escritura. Luego conseguimos estos socios franceses y ellos consiguieron plata de la misma manera en Francia. Aunque pueda parecer mucho presupuesto, realmente es poco para lo que se hizo, fue un presupuesto entre los $1500 y $1800 millones de pesos. 

¿Qué tal el proceso de casting? ¿Por qué trabajar con actores naturales? 

—    La mayoría son chicos adolescentes de Ibagué, de barrios como El Salado, el Jardín, y barrios del sur. Vimos más de 2000 chicos en toda la ciudad, fue un proceso de mínimo ocho meses trabajando con ellos. Yo siempre voy detrás de la persona y no del actor, hay personas cuyo oficio es ser actor, pero su oficio es como lo que menos me interesa, me interesa más bien quién es, cómo creció, su historia de vida, por eso mismo me fui con “no actores”, además, dirigir actores es algo que me apasiona. 

¿Cuáles son las expectativas con la película?

—    El próximo jueves 20 de octubre la vamos a estrenar en salas de cine comercial y es importante para nosotros que la gente vea la película. Todo lo que hacemos vale la pena compartirlo, que la película encuentre nuevas conexiones con gente. La película estará al menos una semana en cartelera, pero es indispensable el flujo de gente que la vea durante el primer fin de semana, para que así el exhibidor haga más funciones de la misma. 

¿Qué puede esperar el público al ver ‘La Jauría’?

—    Hay gente que ha salido muy emocionada en las funciones de otros países. Se han conectado de manera profunda y lo que queremos es eso. Se van a emocionar. Cuando la gente va a las salas de cine va a sentir una emoción, reírse, asustarse o llorar un poco, y creo que ‘La Jauría’ les va a permitir una emoción. Es un cine de autor muy bien pensado, pero a fin de cuentas una película emocional, un equilibrio bonito para los espectadores.

‘La Jauría’ se estrenará este jueves 20 de octubre en Cine Colombia en La Estación, y estará en cartelera al menos una semana. Durante el 20 y 21 de octubre, parte del elenco y el equipo de producción acompañará las funciones, presentándolas y hablando con la gente. Una cita con el cine y la producción local, una oportunidad para seguir apoyando lo nuestro.

 

Artículos Relacionados

Noticias Recientes