Actualidad

"La justicia de la Universidad del Tolima es selectiva": Yonathan Castro se defiende

"La justicia de la Universidad del Tolima es selectiva": Yonathan Castro se defiende

Yonathan Castro, profesor catedrático del Instituto de Educación a Distancia (IDEAD), de la Universidad del Tolima. 

El docente catedrático de la Universidad del Tolima, Yonathan Castro, quien fue despedido por denuncias de agresión, se comunicó con El Cronista.co para defenderse ante las graves acusaciones que pesan en su contra. 

Castro se pronunció en concreto sobre la estudiante de Comunicación Social, Sofía Machado, quien lo denunció en redes sociales por una serie de mensajes agresivos y amenazantes que el docente le envió por Whatsapp. 

"Bajo ninguna circunstancia he intentado sobrepasarme o acosar sexualmente a la estudiante. Lo que aparece ahí obedece a una situación delirante y fuera de control que asumo es producto de otras situaciones que he vivido producto del estrés postraumático, debido a que hace días he venido siendo de nuevo abordado por sujetos extraños que como en el pasado han interrumpido mi tranquilidad y buen desempeño", manifestó. 

En ese sentido, Castro sostuvo que, desde el año 2017, ha sufrido agresiones e intimidaciones por parte de otros miembros de la comunidad universitaria. Considera que la UT no es un espacio seguro para él. "Situación que conoció la universidad y ante la cual ni siquiera llegó a pronunciarse con celeridad como en este y otros casos", puntualizó. 

También se refirió a la pareja de la estudiante Sofía Machado, llamado Franklin Ruiz, quien también denunció a Castro por amenazas de muerte y otras agresiones en el año 2019. Sin embargo, Yonathan sostiene que antes fue golpeado por la pareja sentimental de su estudiante. 

"Franklin y estas personas en su momento desprestigiaban la lucha de los trabajadores del Centro Cultural en la que me hice muy visible y en la que siempre estuve denunciando malos manejos y desvíos de recursos públicos. Esta lucha fue vista despectivamente y fue calificada como no meritoria por él y otros 'activistas' como otros procesos en los que permanentemente torpedeaba mi accionar", afirmó. 

Y agregó que: "No desconozco el criterio de la estudiante Sofia Machado ni evado mi responsabilidad ante lo dicho, pero es evidente que ha sido azuzada en gran parte por su compañero sentimental". 

De otro lado, respondió a las acusaciones del director del IDEAD, Arturo Gamboa, quien reveló que Castro fue desvinculado del instituto por sus malos comportamientos con estudiantes y funcionarios. Además, reveló que requería atención psicológica de especialistas.

"Las acusaciones de comportamiento negativo tiene que ver con incumplimientos de horario en semestres pasados pero jamás con matoneo, acoso o demás practicas hacia estudiantes", contestó el ahora exprofesor de la UT. 

Asimismo, rechazó la celeridad con que fue resuelto su caso, y también pidió resultados en los procesos que comprometen a otros funcionarios de la Universidad del Tolima. Se siente perseguido. 

"La justicia de la UT es bien selectiva y en este caso queda demostrado: una ruta de género que solo opera en los casos que les conviene. Claro que soy consciente de mi error y trataré de enmendarlo hasta donde me sea posible (...) Es interesante ver como se exige una justicia selectiva, para mí nunca la hubo en ningún proceso en la UT. No creo que exista como tampoco confío en la justicia del Estado colombiano", expresó. 

Finalmente, contó que se encuentra recibiendo asesoría psicológica, pero de manera particular, pues el ofrecimiento por parte de las directivas de la UT, llega tarde. 

"A las demás personas que se han visto afectadas  de manera colateral por mis actitudes y comportamientos disfuncionales extiendo una sincera disculpa. Solo les digo que hace rato una psiquis viene extraviándose lenta y silenciosamente en un mundo donde cada vez todos estamos más enfermos. Solo soy el espejo roto donde varios hoy se miran y no lo aceptan", concluyó.

Artículos Relacionados

Noticias Recientes